-
-
381 m
46 m
0
1,9
3,8
7,53 km

Vista 140 vegades, descarregada 9 vegades

a prop de Labaçal, Açores (Portugal)

Esta fue la cuarta, última y más espectacular ruta de las que hicimos en la isla de San Miguel en el archipiélago de Azores. El principio, sobre todo, es una auténtica selva y fue maravilloso internarse en ella por un camino bien marcado aunque, eso sí, repleto de barro; son imprescindibles las botas.
Nos aprovechamos de nuevo de que teníamos dos coches y dejamos uno en Faial da Terra, subiendo con el otro hasta el inicio de la ruta, junto a un merendero repleto de vegetación en la carretera que una Povoaçao y Agua Retorta.
La documentación de que disponíamos, el folleto del que proveen en la oficina de información turística de Punta Delgada, alertaba sobre el estado de los puentes de madera sobre los que había que caminar para atravesar los arroyos, pero a día de hoy no hay problema, ya no se transita por casi ninguno de ellos porque han quedado abandonados y se han diseñado nuevos cruces.
Se comienza a andar por un camino casi insignificante repleto de vegetación que va paralelo a un arroyo.y discurre por una auténtica espesura de árboles, arbustos enormes y río todo entremezclado y tan denso que la claridad del sol casi no entra. El camino serpentea durante un buen tiempo hasta llegar a un claro donde se encuentran las ruinas de una antigua casa al lado del río.
Se sigue caminando de nuevo internándose por la espesura, algo menos intrincada que antes, y cruzando diversos afluentes del río principal, hasta que aparece el desvío a la primera cascada del día, el Salto do Cagarrao, un lugar de ensueño con una caída de agua de unos 15 metros aproximadamente que, curiosamente, tiene un enorme tronco apoyado en sentido longitudinal en la cabecera de la propia cascada. El agua cae en una gran charca e aguas cristalinas que se pierden luego entre los infinitos árboles y hierbas que circundan el río.
Seguimos retomando nuestro camino y más abajo nos encontramos de nuevo con otro desvío, esta vez un auténtico cruce en el que tomamos la variante de la izquierda que nos llevará a la parte superior de la cascada del Salto do Prego y después su base.
Otra cascada imponente y paradisíaca que nos sirve además para descansar un poco y comer algo.
Retomamos de nuevo el camino y en el cruce giramos a la izquierda siguiendo el curso del río que pasará por auténticos paisajes casi pirenáicos hasta llegar a un puente sobre el río a partir del cual la vegetación cambia para dar paso a pequeñas granjas familiares que nos conducirán ya al pueblo de Faial da Terra donde tenemos el segundo coche aparcado.
Una ruta espectacular, muy sencilla, y que recordaremos durante mucho tiempo.
¡Que la disfrutéis!
Cascada

Salto do Cagarrao

Cascada

Salto do Prego alto

Cascada

Salto do Prego bajo

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.