Temps en moviment  una hora 30 minuts

Temps  2 hores 10 minuts

Coordenades 855

Data de pujada 28 / de febrer / 2020

Data de realització de febrer 2020

  • valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
-
-
862 m
810 m
0
1,3
2,5
5,03 km

Vista 36 vegades, descarregada 2 vegades

a prop de Saelices, Castilla-La Mancha (España)

Uno de esos paseos de reencuentro con la historia, al lado de Saelices, en la provincia de Cuenca. Aquí Roma dejó un inestimable recuerdo, en un terreno limitado, donde se puede encontrar un acueducto de aprovisionamiento de agua, un teatro, un anfiteatro, un circo, un completo conjunto de instalaciones sociales (foro, termas,..,). ¡Qué maravilla!. Y si no puede dejar de caminar unos kilómetros por el campo ahí está el Gigüela (si, ese a cuya vera se asentó también la población carpetana de Contrebia Carbica) ofreciendo la posibilidad de extender la ruta por un camino al lado del río. Una ruta para no perderse; no sólo si tiene que desplazarse específicamente hasta allí, no digamos si tiene que pasar por los alrededores.
Pero no crea que Segóbriga es sólo una ciudad romana. Su origen es bastante más antiguo. En sus alrededores se han encontrado restos de actividad humana datados en el segundo milenio a.C (Edad del Bronce), y se ha aceptado la existencia en el siglo V a.C de un castro celtibérico en el cerro de Cabeza de Griego, sobre la hoya situada al norte en la ribera del río Gigüela. Esta primitiva población, habitada entonces por carpetanos u olcades aliados con Roma, guerreó por un tiempo con Viriato y debió ser destruida durante las guerras de Sertorio, siendo después reconstruida como ciudad romana, que controlaba un amplio territorio en el centro de la Meseta, incluyendo importantes recursos mineros entre los que destacaba el yeso traslúcido (o lapis specularis), que era de gran calidad y se utilizaba para fabricar cristal de ventanas. Su actividad e importancia económica y social fueron aumentando, y en tiempos de Augusto dejó de pagar tributo estipendiario a Roma, para convertirse en un municipio romano e iniciar un gran programa de edificaciones monumentales que fueron el núcleo de la situación actual. Aunque la situación siguió siendo muy favorable en el siglo III, las cosas fueron empeorando y ya en el siglo IV se había convertido en un núcleo rural, en el que los principales monumentos se habían abandonado.
Debió haber cierta recuperación durante los siglos V y VI, en época visigoda, cuando se construyeron varias basílicas en el entorno y sus obispos acudían a los Concilios de Toledo, pero tras la invasión musulmana obispos y nobles huyeron hacia el norte de España y la región quedó casi despoblada. No por ello se interrumpió totalmente la construcción. De esta época son los restos de la fortaleza que se construyó en la cumbre del cerro de Cabeza de Griego.
La recuperación no llegó con la Reconquista, los nuevos pobladores cristianos prefirieron instalarse cerca, en la actual Saelices, donde estaba la fuente que aprovisionaba de agua a la antigua Segóbriga mediante un acueducto. Su memoria se instaló entonces en el olvido para varios siglos, durante los cuales parte de los sillares de las históricas construcciones fueron utilizados en otras localizaciones, como el Monasterio de Uclés, mientras la colina volvía a recibir el nombre de Cabeza de Griego y sólo la ermita construida sobre las antiguas Termas se mantenía como testimonio de la antigua ciudad.
Hacia 1760 unos vecinos de Saelices encontraron los restos de la antigua basílica visigótica de Cabeza de Griego, que fueron estudiados por José Cornide, que redactó una memoria que es ahora casi lo único que queda de esa basílica. Las excavaciones llevadas a cabo por entonces parecen constituir el primer caso de financiación estatal de un estudio arqueológico, en este caso bajo Carlos IV
1888 se "redescubrió" el asentamiento celtibérico de la Edad de Bronce (una necrópolis excavada en la caliza en la Cueva de Segóbriga)
En contra de mi costumbre no describiré el recorrido de esta corta, pero interesantísima ruta. En su lugar aconsejo hacer el recorrido guiado oficial que se ofrece en el Centro de Interpretación, o revisar la presentación sobre Segóbriga de zascandileando.com, que contiene una exhaustiva información de lo más destacable para el lego y unas excelentes fotografías. No obstante, si alguien desea hacer la visita por su cuenta el itinerario es fácil y está bien indicado, con un buen número de paneles informativos; en la ruta que se presenta se pasa por los siguientes puntos destacables: Acueducto, Necrópolis, Museo de las Efigies, Teatro, Acrópolis, Foro, extramuros y garganta del Gigüela, Ermita del Remedio, Casa del Procurador Minero, Termas, Criptoforo, Anfiteatro, Circo y Necrópolis del Circo, Basílica Visigótica y Centro de Interpretación. Las fotos están presentadas en ese órden y las marcas de la ruta identifican puntos vecinos a cada sitio.
El recorrido no presenta dificultades y creo que puede ser hecho con niños y por personas con discapacidad sin una gran limitación de movilidad. Sí me parece muy importante enfatizar la importancia de conservar adecuadamente estos monumentos, y evitar cualquier forma de agresión o daño a los mismos, así como de evitar dejar desperdicios tras la visita.
fotografia

Centro de recepción e instalaciones.

Waypoint

Acueducto y Necrópolis

Las lomas donde está asentada Sergóbriga forman la divisoria de las cuencas fluviales del Tajo y el Guadiana, pero el agua es un bien precioso que hay que gestionar sabiamente para permitir un asentamiento duradero de grupos humanos. El río Gigüela, que pasa al pie de los riscos situados al sur del cerro del Cabezo de Griego, era de poca ayuda a este respecto por la diferencia de altura con la población. En busca de fuentes alternativas estables de agua potable se construyó un acueducto desde el manantial de la Fuente de la Mar de Saelices hasta los depósitos urbanos de Segobriga, junto a otras varias obras de infraestructura (galerías de captación, aljibes,...) que se realizaron en su cabecera. El agua circulaba por una tubería de plomo, dentro de un canal de piedra, lo que permitía salvar las irregularidades del terreno y un desnivel total de algo más de 16 metros. Aún quedan en las cercanías los restos de seis aljibes que no se hicieron para almacenar el agua de lluvia, sino como parte de un excelente sistema de mantenimiento del aporte de agua. Con ese agua funcionaron las termas públicas, pero también llegaba a las viviendas situadas fuera de las murallas, donde vivía la mayoría de la población, y también se utilizó para mantener una pequeña zona de regadío.
Waypoint

Museo Epígrafes y Necrópolis

Waypoint

Teatro

fotografia

Zona del Teatro y subida al mirador del Gigüela

fotografia

Teatro

Waypoint

Acrópolis

fotografia

Vistas

Waypoint

Aljibe? o resto de construcción andalusí?.

No he podido encontrar información sobre esta construcción, situada extramuros, al igual que otras varias (la mayoría sobre el curso del Gigüela, en la zona del recorrido situada más al sur). Por sus gruesas paredes de argamasa se podría pensar que se trata de un resto de construcciones de la época musulmana, lo que apoyaría su cercanía a la senda por la que se sube a la Acrópolis y fortaleza andalusí, al igual que la existencia de otras construcciones en ruinas en zona vecina. El interrogante se debe a que aparece en el panel de información sobre el acueducto, en el que se cita la existencia de aljibes y cisternas.
Waypoint

Ermita y Casa del Procurador Minero

Waypoint

Anfiteatro y Circo

Waypoint

Termas Monumentales y Criptopórtico

Waypoint

Muralla en distintos puntos

Waypoint

Basílica visigoda

fotografia

Basílica. Centro de Interpretación

3 comentaris

Si vols, pots o aquesta ruta.