Descarrega

Distància

6,39 km

Desnivell positiu

198 m

Dificultat tècnica

Fàcil

Desnivell negatiu

198 m

Altitud màxima

446 m

Trailrank

37

Altitud mínima

267 m

Tipus de ruta

Circular

Temps en moviment

una hora 48 minuts

Temps

2 hores 11 minuts

Coordenades

1122

Data de pujada

28 de desembre de 2019

Data de realització

de desembre 2019
Sigues el primer a aplaudir
Comparteix
-
-
446 m
267 m
6,39 km

Vista 197 vegades, descarregada 10 vegades

a prop de Olocau, Valencia (España)

Olocau - puntal dels llops - poblat ibèric - OlocauHace 2.500 años, el territorio situado entre los ríos Udiva (actual Millares) al norte, Cabriel al oeste y Sucro (el Júcar actual) al sur, estaba ocupado por un grupo de pueblos de estirpe ibérica, denominados edetanos. La población mayor de ese territorio se ubicaba en Liria, en la falda del Tosal de San Miguel, y recibía el nombre de Edeta. En su vecindad, y probablemente formando parte de una red de instalaciones de control y defensa del territorio, se alzaron poblados amurallados como los del Puntal dels Llops o el Castellet de Bernabé. Este itinerario permite la visita a un lugar de gran importancia histórica y arqueológica, y a mi entender de enorme belleza, y al entorno natural que le rodea: la Penya de l'Aigualeig y el Barranco del Carraixet. La primera parte del recorrido sigue los pasos del track presentado por Federico Yubero, aunque después me desvié hacia Olocau para pasar por la Casa de la Señoría y recabar información suplementaria sobre lo que había visto y otras rutas. Añado, por su interés para el potencial visitante del Puntal, que en la Casa de la Señoría se organizan visitas guiadas gratuitas al Puntal (a las que es posible apuntarse con sólo llamar al teléfono 672794404, de 10 a 14 horas, de miércoles a domingo) en las que se puede adquirir un conocimiento más detallado del lugar y sus circunstancias en aquellos tiempos de antaño.
Aún a riesgo de hacer demasiado larga esta presentación, intentaré aportar algunos de esos datos para el visitante que, como yo, prefiera gozar de la visita en soledad. Aunque Estrabón y Apiano llamaron Iberia al conjunto de la Península, los escritores de la antigua Grecia conocieron como iberos o íberos a los habitantes de la zona levantina y del sur de la Península Ibérica. Los habitantes de esos territorios han sido citados con diferentes nombres desde el siglo VI a.C, posiblemente como resultado de características étnicas no homogéneas aunque compartiesen algunos rasgos comunes; su origen no se conoce detalladamente: algunos autores afirman que procedían de zonas orientales del Mediterráneo, habiendo llegado en el Neolítico (entre el 5º y el 3º milenio a.C), mientras otros autores fijan su origen en el norte de África, y no faltan los que los consideran originales de la Europa occidental y herederos de la cultura megalítica de esta zona. De cualquier origen que fuesen, su evolución aparece marcada por la fusión genética y cultural con otros pueblos coetáneos: celtas, fenicios, griegos y púnicos, y su desaparición parece marcada por el desarrollo del Imperio Romano.
La lengua parece el criterio fundamental que aglutinaba a los pueblos de esta zona como iberos para griegos y romanos, no existiendo un patrón cultural uniforme entre ellos. La lengua ibera está documentada por escrito, y fué descifrada por Gomez Moreno, pero los textos encontrados son mayoritariamente incomprensibles y no existen referencias válidas para la traducción por lo que no es posible entender lo que dicen los textos, escritos principalmente sobre plomo o cerámica en Edetania.
La organización social de los pueblos iberos es discutida. En el caso del Puntal dels Llops parece aceptado que se trataba de una atalaya controlada por un guerrero de la élite ecuestre edetana, pero Schulten afirma que los iberos, amantes de la libertad, no aceptaban un jefe, sino a lo sumo en caso de guerra y por corto tiempo. No obstante, otras fuentes señalaban que la sociedad estaba fuertemente jerarquizada en varias castas muy dispares, con bien definidas misiones; la casta guerrera y noble era la que contaba con más prestigio y poder, pero también los sacerdotes y sacerdotisas gozaban de gran prestigio social; artesanos y el pueblo llano eran otras castas con menor prestigio. Tal vez la libertad en los iberos, como la democracia en Grecia, era solo para algunos miembros de las clases dirigentes.
Pero dejemos los datos generales para volver al contexto local: Edetania. Ro
Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Foto

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.