Temps en moviment  2 hores 42 minuts

Temps  5 hores 2 minuts

Coordenades 1623

Data de pujada 14 / de gener / 2021

Data de realització de gener 2021

  • Valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
-
-
103 m
-6 m
0
2,3
4,5
9,08 km

Vista 748 vegades, descarregada 36 vegades

a prop de La Llosa, Valencia (España)

Tras una nueva tormenta (que esta vez recibe el nombe de Filomena) queremos realizar un nuevo itinerario en el entorno de la Marjal de Almenara, en una zona por la que no hemos pasado previamente, la Montaña Blanca y el Alto del Cid, para luego seguir por la Marjal y volver hacia los Estanys, y terminar pasando por el Ullal de Quartons y los nidos de ametralladoras que hay en la zona. Una ruta con algunas partes muy interesantes y otras algo menos, y con algunos pasos mejorables de los que advertimos a lo largo de la presentación.
La Montaña Blanca y alto del Cid son dos relieves muy cercanos a la costa, en la pequeña sierra de la que también forman parte la loma sobre la que asienta el Castillo de Almenara y la pequeña elevación final, o Montañeta del Ullal. Esta es una zona con interesante historia y vestigios de ocupación en las épocas ibera, romana y musulmana, que ha sido expoliada en los últimos siglos para obtener piedra para la construcción de carreteras y otras obras, lo que ha dejado una señal muy marcada en el entorno.
La ruta comienza en el aparcamiento de los Estanys de Almenara, a donde se llega por la CV-2310, o carretera de la Playa de Casablanca, y en su parte superior aprovecha partes de un track de JuanRaGC (44287057). Los agentes medioambientales que encontramos a la entrada de los estanys, nos dieron también, muy amablemente, información sobre la ruta que pretendíamos seguir.
Desde el punto de inicio nos dirigimos hacia la entrada de los Estanys, donde encontraremos varios paneles informativos sobre el interés medioambiental del lugar. Progresamos un poco más y nos encontramos a la derecha el primer punto de interés: el Ullal de la Muntanyeta, un poderoso manantial procedente del acuífero situado por debajo de la sierra, que alimenta la marjal. A la izquierda vemos los Estanys, con diferentes puestos de pesca al borde del agua, y un poco más adelante comienza el paseo de las Moreras, aunque en esta época no podemos ver su vegetación y frutos.
Poco más adelante, pasado el Ullal, encontramos a la derecha el comienzo del sendero por el que ascenderemos a la Montaña Blanca. Aunque hay señales en algunos puntos y el sendero es claramente identificable en bastantes sitios (sobre todo al principio), hay otros en los que no lo es tanto, o el suelo de roca o la vegetación dificultan la identificación, por lo que consideramos muy importante mantener un control frecuente del GPS para evitar extravíos y posibles riesgos. Más adelante saldremos al borde de una antigua cantera, donde hay excelentes vistas hacia el norte, y poco después abandonamos el sendero que seguíamos para dirigirnos hacia la cima de la Montaña Blanca, donde las vistas son excelentes a pesar de su escasa altura. Seguimos adelante y a poca distancia nos encontramos con una precipitada bajada por una ladera muy irregular, que plantea una ligera dificultad; nada para personas con experiencia, pero las personas sin ella pueden estar más seguras si bajan en algunos sitios sentadas o agarrándose a las ramas con las manos. Al llegar abajo estamos muy cerca de unos huertos de naranjos, pero nuestro camino gira a la derecha para dirigirse hacia el Alto del Cid.
Aquí hay bastante más vegetación, que tiende a dificultar la identificación del sendero, pero algo más adelante encontramos muchas piedras, que forman a modo de cordones, para luego observar cavidades que ayudan a identificar su origen: trincheras de la Guerra Civil. Las pisadas ayudan a identificar un lugar favorable para el paso en la cima de esos cordones rocosos, y por ellos llegamos a la cima del Alto del Cid, donde las vistas son de nuevo muy buenas. Girando hacia el sur, a nuestra izquierda, comenzamos el descenso, para dejar el sendero marcado que habíamos encontrado aquí y que continúa hacia el norte, mientras nosotros continuados hacia el sur siguiendo otro cordón rocoso que nos lleva a la parte baja de la ladera. Estando aquí vemos a escasa distancia, unos 200 metros, un camino agrícola que comunica con el Camino de la Tallola, por el que pensamos acceder a la Marjal, así que giramos a la izquierda para ir en dirección a él, por monte libre pero con terreno sin dificultad significativa para el avance, salvo por los matorrales. Al avanzar hasta las cercanías del camino encontramos un problema: estamos muy cerca de un huerto de naranjos, pero hay un desnivel de varios metros, en cortado, que dificulta el descenso. Buscamos una salida y la encontramos en forma de una escala de peldaños metálicos colocada en una esquina de un muro, por la que bajamos sin dificultad. Más abajo hay una nueva terraza, de menor altura, con una escala similar, pero su base está ocupada por una gran Strelitzia (o Ave del Paraíso), que no deseamos dañar, así que nos desplazamos lateralmente hasta encontrar una salida más favorable, y es aquí cuando nos damos cuenta de que hay una valla metálica de red que cierra esa parte del huerto e impide nuestra salida. Buscamos un nuevo paso y lo encontramos en un lado, donde la valla se une a un pequeño muro y su altura baja mucho. Subimos al muro y pasamos al otro lado sin dificultad, accediendo al camino sin provocar ningún daño, pero este paso debería ser evitado por cualquier otra persona que use la ruta, en nuestra opinión, para evitar el paso por una propiedad privada. ¿Cómo hacerlo?. Es fácil. Varios metros antes del lugar donde nos hemos desviado hacia la izquierda, hay un trazo de sendero que sigue hacia delante, para bordear la zona de huertos y salir a un camino de tierra que se ve bien en el mapa, y sale a la carretera justo antes del huerto de naranjos. Ese es el camino a seguir, y no el que hicimos nosotros por error. Otra posibilidad es desviarse hacia la derecha algo más arriba, en busca de ese camino, por el que se sale a la carretera. Esa modificación, sobre mapa, se muestra en la última fotografía de la serie principal (en amarillo la ruta que hemos seguido, y en rojo la ruta que deberíamos haber seguido y que aconsejamos a cualquier caminante que desee hacer la ruta).
Ya en el camino giramos a la izquierda, hacia la marjal, por el Camino de la Tallola, y más adelante giramos a la derecha en una trifurcación, para seguir en dirección a la partida del Pontarró, donde encontraremos un puente que nos permite pasar al otro lado del Canal de Torreblanca, por donde continuaremos hasta el cruce con el Camí dels Magraners, donde giraremos a la izquierda para volver hacia los Estanys. En esta parte de la ruta encontraremos un marcado contraste entre huertos secos, y con un bajo nivel de agua en las acequias, y los campos inundados y con un alto nivel de agua en las acequias que vemos en otros lugares. La cantidad de aves que se ve parece muy relacionada con la extensión de los campos inundados, viendo grandes bandos de ánades en algunos de ellos.
De vuelta a los Estanys nos dirigimos primero a un observatorio de aves que está cerca de la entrada sur, y después seguimos el camino interior hacia la carretera, que cruzamos a nivel del Ullal de Quartons para ir a ver el mirador instalado aquí, simple pero con excelentes vistas sobre el lado norte de la marjal, donde está el mayor número de aves, y unos nidos de ametralladoras de la época de la Guerra Civil. Muy importante aquí: la CV-2310, es una carretera por la que los coches circulan a muy alta velocidad, por lo que es muy importante tener el mayor cuidado posible a la hora de cruza para evitar un atropello.
Volvemos a entrar en los Estanys por el sitio que hemos utilizado para salir, y nos dirigimos hacia el lugar de aparcamiento, donde finaliza la ruta.
¿Cómo valorar esta ruta?. Si pensamos en el error descrito, la parte de asfalto y la zona seca de la marjal posiblemente no se merezca mucho. Pero si pensamos en las vistas desde los montes, los Estanys, la zona húmeda de la marjal, los restos de la guerra y, sobre todo, la fauna tan abundante que se puede ver, seguramente la calificación tendrá que ser muy alta. Buen calzado de montaña (en este caso preferible bota alta, por las trincheras y las zonas húmedas), bastones, y bebida suficiente es lo que recomendaríamos. Hay un restaurante abierto en el recinto de los Estanys, donde nos atendieron muy bien.


.
Punt d'interès

Waypoint

Punt d'interès

Entrada Estanys

Punt d'interès

Ullal de la Muntanyeta.

Punt d'interès

Derecha hacia la Montaña Blanca

Punt d'interès

Mirador

Punt d'interès

Sendero

Punt d'interès

Montaña Blanca

Foto

Bajada por el despeñadero

Foto

Bajada agresiva

Punt d'interès

Subida

Cim

Cima del Alto del Cid

Punt d'interès

Bajada por muro de trinchera

Punt d'interès

Waypoint

Foto

Por la Marjal.

Punt d'interès

Zona inundada de la Marjal

Punt d'interès

Marjal

Foto

Marjal

Punt d'interès

Marjal

Foto

Estanys

Punt d'interès

Waypoint

Punt d'interès

Ullal de Quartons y nido de ametralladoras,

Punt d'interès

Nido de ametralladoras

6 comentaris

  • César Argilés 15/01/2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Creo que las fotos del reportaje son la mejor tarjeta de visita......disfrutareis, un poco de piedra cortada, unas posibles excavaciones de trincheras, y sólo con pequeña ascensión el golfo de Valencia.
    Muy buen sendero

  • luis.perecruz 15/01/2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Ruta con muchos puntos de interés y un montón de pájaros.

  • javeadeverano 20/01/2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Bonita ruta con la marjal llena de agua, pero sin inundaciones

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 05/02/2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Excelente y refrescante ruta

  • Vicente Sancho 01/03/2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Tiene dos partes, la primera por las montañas, la segunda por els estanys.
    La primera parte tiene tramos sin camino marcado o con el camino cortado por la vegetación, con bajadas muy abruptas y piedras sueltas, por lo que no es una ruta fácil. La bajada de la segunda montaña es más incómoda al ir por la trinchera y tiene vistas y sonido de la autopista que estropean el paseo.
    La segunda parte, por los estanys, muy llana y tranquila, con bastante fauna.
    Hay zona de aparcamiento al inicio de la ruta, aunque cobran 2€ por coche y 1€ por moto.

  • Foto de eoc

    eoc 01/03/2021

    Gracias por tu valoración. El aparcamiento cobra en fines de semana sólo, cuando habitualmente hay mucha gente en los estanys.

Si vols, pots o aquesta ruta.