• Foto de LAGUNA SALADA DE LA MATA, RUTA CURCULAR
  • Foto de LAGUNA SALADA DE LA MATA, RUTA CURCULAR
  • Foto de LAGUNA SALADA DE LA MATA, RUTA CURCULAR
  • Foto de LAGUNA SALADA DE LA MATA, RUTA CURCULAR
  • Foto de LAGUNA SALADA DE LA MATA, RUTA CURCULAR
  • Foto de LAGUNA SALADA DE LA MATA, RUTA CURCULAR

Coordenades 500

Data de pujada 10 / d’octubre / 2014

Data de realització d’octubre 2014

-
-
40 m
-44 m
0
4,8
9,6
19,13 km

Vista 1384 vegades, descarregada 23 vegades

a prop de Torrelamata, Valencia (España)

CÓMO LLEGAR: Desde Elche por la CV-853 hasta La Marina. Continuar por la N-332 dirección Torrevieja/Cartagena, atravesar Guardamar del Segura y en la rotonda de Torrelamata, tomar la salida al Parque Natural y el Centro de Visitantes. Hay sitio para aparcar.
ITINERARIO: CENTRO DE VISITANTES / VIÑEDOS / MIRADOR CIGÜEÑUELA / MIRADOR DE LA PINADA / MIRADOR DEL ZAMPULLÍN / MIRADOR DE LA ISLA / MIRADOR TORRE-SALIDA VERJA / CASILLA METEOROLÓGICA / PASILLO DE MATORRAL ALTO / MATORRAL BAJO / CARRETERA / DEJAR CARRETERA MIRADOR DEL CHORLITEJO / ACEQUIÓN / CENTRO DE VISITANTES.
COMPONENTES: VICENTE Y SUSI
RECORRIDO: CIRCULAR.
AGUA EN RUTA: NO
DISTANCIA: 17,7 KM.
TIEMPO: 04:40 HORAS
ALTURA MÁXIMA: 0 M. (El GPS ha marcado entre +15 y -10 M., prácticamente el nivel del mar)
ALTURA MÍNIMA: 0 M.
DESNIVEL POSITIVO: 0 M.
DESNIVEL NEGATIVO: 0 M.
DIFICULTAD: MODERADA. (Por la distancia recorrida)
LA RUTA: A unos pocos centenares de metros de las urbanizaciones en las que el hormigón y el asfalto se han apropiado del territorio en nombre del turismo residencial, resiste, irreductible, el Parque Natural de La Mata-Torrevieja. Hoy es uno de los pocos vestigios del interminable humedal costero que hace muchas décadas ocupaba esta franja de territorio entre Santa Pola y La Manga del Mar Menor.
Iniciamos desde el Centro de Visitantes que hoy domingo está cerrado. Deberían tener el mismo horario que los museos y cerrar los lunes. Nos dirigimos por la izquierda siguiendo el cercado de troncos de madera, hacia el Altillo en la zona de viñedos, denominada la Ruta del Vino.
Los vinos, aunque varían de unas zonas a otras, son finos, excelentes, afrutados, (con una equilibrada acidez, con fondo almendrado en el paso final de boca), aromáticos y de color pálido. Son fáciles de beber, algo herbáceos y frescos. Son vinos jóvenes, generosos y de elevado contenido alcohólico.
Poco a poco nos vamos alejando de las construcciones urbanísticas y sus molestos ruidos. Llegamos al punto donde cerraremos el círculo al regreso; proseguimos por la izquierda entre eucaliptos y pinos piñoneros, respetando el cercado que no debemos traspasar. Tenemos las primeras vistas a la laguna.
Pronto llegamos al primer mirador, el de la Cigüeñuela, que al ser el primero provoca gran expectación. La entrada se encuentra entre la arboleda y está situado al final de una larga tarima de tablones y cañizo, que permiten mimetizarlo con el entorno y pasar desapercibidos para las aves.
El interior está pintado de negro y oscuro, puesto que solo hay dos aberturas horizontales que dan a la laguna; un banco de madera donde poder sentarnos a contemplar las aves con prismáticos o realizar fotografías. Estamos al inicio de la temporada y han llegado pocas aves, la mayoría flamencos.
La arena invade el camino que se vuelve playero en un entorno de nuevas viñas, nos acercamos a la zona adaptada para personas con minusvalías, espacio con exuberante vegetación. Un diminuto bosque de pinos, algún eucaliptus y enormes sauces llorones que forman un espléndido pasillo con sus curvadas ramas.
Es una zona de picnic con sombraje, mesas y bancos de madera. En la orilla de la laguna se levanta el Mirador de la Pinada. Esta vez es una torre vigía de madera, también pintada de negro y de unos cinco metros de altura; donde subimos a observar la laguna. En esta zona se mueve mucho la gente y no hay aves a la vista.
Al salir al camino vemos una juguetona ardilla. Enseguida alcanzamos el siguiente mirador, el del Zampullín. Esta vez está en un recodo y se trata de una barrera de cañizo con tejadito, sostenida por troncos de madera, con tres ventanas horizontales a tres niveles. Vemos un nutrido grupo de aves que suponemos son gaviotas Audouin.
Viene un largo recorrido por distintos paisajes, alejándonos algo de la laguna para volver luego cerca de su orilla. En las inmediaciones de una casa derruida dentro de una valla, está el Mirador de la Isla, es un simple sendero hasta la orilla donde hay un cercano islote, pero no hay aves.
Más adelante, en las proximidades de de una gran casona, que es la Casilla Meteorológica, vemos congregadas unas garcetas reales y en el centro de la laguna un alargado bando de gaviotas Audouin de las que vimos antes. Estamos llegando al final lateral de la laguna.
Nos alejamos por la izquierda hasta un cruce de caminos y el Mirador de la Torre, idéntica a la anterior. Desde arriba observamos como la laguna gira a la derecha después de la Casilla Meteorológica. A los pies de la torre hay una puerta metálica cerrada con un acceso lateral para peatones y pegada, una rotonda de la carretera CV-905.
Aquí termina la parte más lúdica del recorrido. Mucha gente regresa hasta el Centro de Visitantes; pero si queremos hacerla circular, ahora viene el tramo más agreste y salvaje de la ruta. Para ello tenemos que salir fuera del vallado y en la rotonda, junto a la señal de stop, se inicia un sendero paralelo a la valla pero fuera del recinto.
El sendero nos separa de la laguna y vemos un grupo de turistas con su guía, visitan la casona y el mirador cercano que nosotros nos hemos saltado. Luego viene el tramo dificultoso, que hace que alguna gente abandone la senda y salga a la carretera. Pero nosotros proseguimos son unos cien metros de matorral alto que obstruye la senda y araña nuestras extremidades, pero termina pronto.
Comienza un prolongado recorrido de estrecho sendero entre apretado matorral bajo de saladar. Las pasadas lluvias no le han afectado mucho y marchamos ligeros. Entre el cañaveral y los arbustos divisamos las aguas de la laguna, cada vez más lejanas.
Dejamos el saladar por un ancho camino entre nuevas plantaciones de naranjos y limoneros ya en producción; extensos terrenos en la zona norte y más alejada de la laguna. Almorzamos a la sombra de unos pinos. Más adelante, paseamos por bancales de alcachofas y nos cruzamos con un jinete que hace el recorrido a caballo.
Se acaban los cultivos y seguimos sin ver la laguna. Entramos en una zona de cañaveral y el camino hace algunas curvas en donde el agua de las lluvias se ha embalsado, y no queda más remedio que mojar un poco las botas. El camino termina en otro con restos de asfalto y bancales de olivos de la variedad hojiblanca, según nos comentan los dueños que los están recolectando.
Pasamos por una finca con grandes eucaliptos y salimos a un camino asfaltado, es la Cañada Real de la Costa. A estas horas el tráfico es intenso para llegar a la rotonda de La Mata. Cruzamos a la izquierda y tenemos suerte de que apenas viene algún coche en sentido contrario. El trazado de apenas un kilómetro forma un ángulo recto a la derecha.
Salimos de la carretera por la derecha, para entrar de nuevo en el Parque Natural junto a su valla. Volvemos al camino de tierra y pronto tenemos a la izquierda un centro ecuestre donde alquilan caballos para hacer el recorrido. También vemos muy cercana la torre de Guardamar.
Volvemos a lindar con la laguna y entre el cañaveral vemos algunos flamencos. Avanzamos hasta llegar al último de los miradores, el del Chorlitejo. Al igual que los anteriores, pasillo estrecho de cañizo hasta el oscuro interior, desde donde miramos flamencos atareados buscando en el fondo de la laguna.
En otro largo tramo de camino junto a la valla, pasamos cerca de la derruida Casa de Salas y oteamos las aguas buscando algún ave más. Vamos cerrando el círculo y arribamos al Acequión, canal que alimenta de agua salada del mar la laguna, que una vez calentada, a su vez, nutre a la laguna rosa de las salinas de Torrevieja.
Concluimos el circuito en los grandes eucaliptos, y por los bancales de cepas de vid alcanzamos el Centro de Visitantes y nuestro coche. Es un fácil recorrido que se puede adaptar a distintas aptitudes, haciéndolo lineal, de ida y vuelta. Hoy no ha sido el mejor día para avistar aves, pero podemos informarnos de las mejores fechas en el Teléfono 966920404 y en http://www.citma.gva.es/web/pn-lagunas-de-la-mata-torrevieja/folleto-del-parque

Veure més external

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.