Descarrega

Distància

8,82 km

Desnivell positiu

315 m

Dificultat tècnica

Moderat

Desnivell negatiu

315 m

Altitud màxima

217 m

Trailrank

89 5

Altitud mínima

-4 m

Tipus de ruta

Circular

Temps en moviment

2 hores 41 minuts

Temps

3 hores 24 minuts

Coordenades

1597

Data de pujada

18 d’abril de 2021

Data de realització

d’abril 2021
  • Valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
Sigues el primer a aplaudir
4 comentaris
 
Comparteix
-
-
217 m
-4 m
8,82 km

Vista 311 vegades, descarregada 10 vegades

a prop de Benitachell, Valencia (España)

Buscando rutas nuevas desde la Granadella pensamos en explorar los barrancos litorales de Benitachell, utilizando un acceso en ida y vuelta por el PR-CV-354, subiendo por la variante de Teulería y volviendo por la variante de Gurugú. Al llegar a la plana identificamos algunos senderos no marcados y que parecen en desuso, aunque probablemente fueron utilizados hace bastantes años como accesos a zonas de cultivo en terrazas, ubicados en la plana situada a los pies de las Cumbres del Sol, en la parte que mira al mar en la vecindad del Morro de la Branca. Nuestro propósito era valorar la posibilidad de acceder a la línea de costa de manera fácil desde la Plana de la Teulería del Molló, en el impresionante paraje de los acantilados de Benitachell. El resultado es una ruta diferente a las que hemos hecho anteriormente por esta zona, por senderos y pistas casi siempre y por monte libre en algunos momentos, rodeados de un paisaje muy bello.
Las Teulerías (tejeras) eran talleres artesanos donde se producían tejas, ladrillos y azulejos. En la zona de la Granadella había dos: la Teulería de Baix y la Teulería del Molló, la primera al final del barranco del Mortorell y la segunda al inicio de dicho barranco, al borde del límite municipal con Benitachell. Cada una incluía horno, balsa, cisterna, era y secador; en algunos casos disponían de una herramienta giratoria o torno, para configurar piezas especiales. El proceso usaba tierras arcillosas, extraídas de minas de las cercanías, que se transportaban en sàries a lomos de caballerías, o en carros, hasta la teulería, donde se batía y cribaba, para separar la tierra fina que se llevaba a las balsas, donde se preparaba el barro que luego era preparado en piezas con ayuda de unos moldes, y dejado secar al aire antes de llevarlo a cocer. Este no era un proceso continuo; en la zona que hoy visitamos se hacían unas pocas cocciones al año (tres o cuatro), pero los restos que aún quedan de esa actividad son muestra muy interesante de la cultura y trabajo a lo largo de siglos de nuestros antepasados.
La Cala de la Granadella es una de las más bonitas de la costa valenciana, y se ha mantenido relativamente bien, a pesar de la gran presión urbanística y los inmensos daños producidos por el fuego en distintas ocasiones, sobre todo en el último decenio. Hace años los montes y barrancos estaban cubiertos de árboles en lugar del matorral omnipresente en la actualidad, aunque la plana ya mostraba un aspecto similar al actual. En aquellos tiempos atravesar los barrancos de Mortorell y Orxella, era bastante más complicado que ahora, y los cazadores se mostraban bastante activos fuera de los períodos de veda; hoy la belleza del lugar se mantiene, aunque distinta, los árboles quedan reducidos a escasos lugares y, aunque los hay, el caminante piensa que no va a encontrar animales a su paso. Pero además, la tierra ha sufrido otros muchos cambios, pasando por los senderos que recorremos hoy veremos restos de numerosos bancales, barrancos por los que se bajaba hacia el mar o donde se escondían distintos tipos de animales; en todas partes se ven restos de árboles quemados y matorrales que se enseñorean de la tierra, y aquí y allá restos de casas y construcciones donde habitaron los que llegaron antes. Seguro que su vida no fue fácil, probablemente fue dura y poco agradecida, y sin embargo se desarrolló bajo este sol, al lado de este mar, en esta tierra bella que para muchos, en otras circunstancias, es un regalo de la vida. Cuando ya viejos, o jóvenes, da igual, nos acercamos a ella lo hacemos con admiración por su belleza, con respeto a su pasado y con el íntimo deseo de que nunca más vuelva a sufrir daño.
Nuestra ruta comienza a pie de carretera, al comienzo del parking de la Granadella, y se prolonga hacia la playa, para verla una vez más y volver a hacer fotos. Después volvemos atrás por el cauce del barranco y subimos hasta el comienzo del sendero PR-CV-354, continuando por el barranco hasta encontrar la salida por la izquierda, cerca de la ubicación de la Teulería de Baix, de un sendero que inicia un prolongado ascenso por la ladera del barranco hasta llegar al Camino del Morro del Castell. Durante años hemos subido hasta este camino por la pista hormigonada que nace al principio de la zona de casas; aún utilizamos ese camino para volver desde el Castell, pero subir por este sendero es mucho más bonito que hacerlo por esa pista, por donde hoy hemos visto subir a unas cuantas personas.
Giramos a la derecha en el camino, y poco después pasaremos por una balsa de la lucha contra incendios. Más adelante encontraremos la salida por la izquierda de una pista, que se dirige hacia la Cingla Blanca (mas allá de la cual se encuentran la Branca y la Filanera), por la que nunca habíamos seguido, hasta llegar al final a un promontorio que nos muestra la salida de la barranca situada más abajo, que no corre directa hacia el mar sino que gira hacia el sur y se va a unir al Barranco del Llibrell, que desemboca en una pequeña ensenada o cala, limitada al norte por el Morro de la Branca y al sur por el Morro de Roabit. Hay algunas trazas que podrían permitir bajar hacia el barranco, pero pronto se cierran, así que damos la vuelta y regresamos al camino, por el que continuamos en dirección a la Teulería del Molló.
Poco más adelante encontraremos otra pista que sale por la izquierda, y seguimos por ella, en la ladera del Barranco del Llibrell. Hacia el final encontramos unos bancales que parecen haber sido arados recientemente, mientras más abajo se ven varios niveles de bancales abandonados hace bastante tiempo, Desde el final de la pista se ve la entrada de la ensenada a la que antes hacíamos referencia, limitada su entrada por las fuertes masas rocosas de los Morros. Avanzando algo más, por monte libre, la vista es mejor. Parece posible llegar hasta el barranco, aprovechando los laterales de los bancales, pero el matorral opondrá cierta resistencia y no tenemos muchas ganas hoy de pelear el paso. Pero el lugar, véanse las fotos, es muy bello.
Volvemos atrás por el Camino del Morro del Castell, y llegaremos a una bifurcación, en la que esta vez tomaremos la pista de la izquierda, que inicia su bajada por el barranco Orxella, para luego pasar a seguir un roto sendero que desciende por una pequeña cordal hacia el barranco de Gurugú, siguiendo otro trazado señalizado del PR-CV-354, y que una vez alcanzado el cauce rocoso del barranco, ahora libre de vegetación, nos devolverá a la Granadella, donde termina la ruta.
En conjunto, una bonita y bastante fácil ruta, de longitud media y desnivel escaso, que calificaríamos de fácil si se evita repetir los intentos de bajada hacia el barranco. Apropiada incluso para niños, teniendo cuidado para evitar resbalones y caídas, tiene algunos lugares con vistas muy bellas. Buen calzado de montaña (no necesariamente botas), bastones y agua suficiente son recomendaciones habituales; si lleva niños piense en llevar algo de comida y abundante bebida.
Punt d'interès

La Granadella

Foto

La Granadella. Inicio de la ruta.

Punt d'interès

Salida a la izquierda del sendero, e inicio del ascenso.

Punt d'interès

Ladera del barranco Mortorell con múltiples cuevas

Punt d'interès

Sendero de subida.

Punt d'interès

Final de la subida y salida al Camino del Morro

Punt d'interès

Sendero de la Cingla Blanca.

Punt d'interès

Acantilados, barranco y sendero de la Cingla Blanca

Punt d'interès

Sendero de El Llibrell

Punt d'interès

Barranco de El Llibrell

Punt d'interès

Barranco

Punt d'interès

Vuelta y barranco de Orxella

Punt d'interès

Zona de descenso rápido

Punt d'interès

Final del descenso. Retama.

Foto

Tramo final por el barranco.

4 comentaris

  • Foto de manuelruizapatero

    manuelruizapatero 18 d’abr. 2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Excelente ruta costera.

  • javeadeverano 18 d’abr. 2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Bonito paseo, con la retama en flor.

  • Foto de Julio G. de I.

    Julio G. de I. 20 d’abr. 2021

    Excelente ruta

  • César Argilés 23 d’abr. 2021

    He fet aquesta ruta  veure detalls

    Sólo por la llegada a la Granadella y el baño merecería la pena, pero es que entrega el sendero vistas por doquier

Si vols, pots o aquesta ruta.