-
-
1.030 m
24 m
0
5,4
11
21,48 km

Vista 204 vegades, descarregada 3 vegades

a prop de Turieno, Cantabria (España)

http://patasinquietas.blogspot.com.es/

Es el más nuevo de los Caminos, donde falta tradición, tiene bastantes carencias de servicios y albergues y exceso de asfalto por carretera, en especial la última parte.
Tras el desayuno nos despedimos de los Hospitaleros Ramona y Luis, demás amigos y peregrinos, no sin antes agradecer el exquisito trato recibido.
Empieza a clarear a eso de las ocho de una mañana que presenta buenas perspectivas climatológicas y tomamos la carretera que nos sube al Mirador de la Ermita de San Miguél.
A la izquierda cogemos una pista encementada que nos introduce en la pequeña aldea de Congrama y le sigue Beares, con su Ermita a dedicada a Santa Marina. Baró y San Pelayo, donde poco antes una mala indicación de una flecha amarilla, nos desvía del camino original. Seguimos paralelos por la parte baja del río y una vez perdida la senda, campo a través hasta tropezarnos con una alambrada que salvamos y separa del Camping de San Pelayo.
Retomamos el camino señalizado y atravesamos el pueblo de Camaleño y abandonamos la carretera y a nuestra izquierda la subida al monte Subiedes. Pequeño tramo de carretera hacia Los Llanos, con la Via Ferrata y la Ermita de San Roque.
En la pequeña localidad de Barcena, por nuestra izquierda ascendemos suavemente por pista de tierra que atraviesa las aldeas de Besoy y Treviño, donde la tradición sitúa el lugar de nacimiento de Don Pelayo, insigne iniciador en tierras astures de la Reconquista.
Areños, le sigue a continuación Cosgaya a la que accedemos por carretera, al lado derecho del río Deva, con los restos del antiguo Monasterio del siglo VIII y la actual Iglesia de Santa María de Silva del siglo XVII, en cuyos alrededores fue el lugar apropiado para tomar una "barrita".
De nuevo tomamos pista de tierra que continuaría por senda. El rumor y la agradable compañía del río Deva nos acompaña.
Tras unos kilómetros tomamos la salida en Las Ilces con el río Peñalva, pequeño lugar de poco mas de una docena de habitantes, con hórreos estilo asturiano, la Ermita dedicada a Santiago Apóstol y el importante Hayedo, con su frondosidad y la esforzada subida que recorrimos sin tenerlo previsto.
Desembocamos a la carretera que da entrada a Espinama , final de la etapa de hoy. Fuimos en busca del Albergue Turístico Briz que teníamos reserva con desayuno.
Sellado de credencial, ducha y en busca de comer, cuestión ardua pues en pleno Puente todo estaba lleno, compramos bebida, jamón queso y pan en una Tienda y nos lo llevamos al jardín del Albergue.
Un rato de reposo y a dar vueltas por el bonito pueblo, con su Iglesia, casas de piedra, calles empedradas y puente romano sobre el río Nevandi.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.