Temps  3 hores 20 minuts

Coordenades 648

Data de pujada 10 / de febrer / 2019

Data de realització de febrer 2019

  • valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
-
-
525 m
174 m
0
1,7
3,4
6,81 km

Vista 93 vegades, descarregada 5 vegades

a prop de Gañuelas, Murcia (España)

Accedemos desde la antigua carretera de El Palmar a Mazarrón (RM-603); desde la pedanía de La Costera en Los Ventorrillos, torcemos a la izquierda por el Camino de Inchola, aparcamos en una explanada (37°50'14.65"N 1°20'22.89"W) antes de llegar a la casa rural El Palomar.

Tomamos por el ramblizo arriba junto al aparcamiento, unos operarios se hallan realizando trabajos en lo alto de la torre del tendido eléctrico; a nuestras espalda sobresalen las ruinas de la Torre de Inchola, de planta cuadrangular construida por el sistema de tapias o cajas de encofrado musulmán, con una altura conservada de 3,5 m; la torre del siglo XIII, servía para la comunicación visual de los Castillos de Alhama y Librilla.

Pasamos encajonados bajo un algarrobo, vemos unos bonitos ramilletes de coronillas de fraile y tomillo; nos acercamos al sendero mampostero para comenzar una prolongada ascensión; una enorme cuscuta y matas del aceite, dan colorido al sendero, donde no faltan altos romeros, espinos negros y apretados espartos.

Llegamos a las ruinas de un cortijo invadido por esparragueras y barrillas, su aljibe de cisterna con cubierta abovedada (desaparecida) tuvo que ser una magnífica obra de ingeniería hidráulica.

Tomamos sendero en ascenso pasado el aljibe, dejando atrás dos aguardos de mampostería en seco, coronados con esparto embutido (puestos de cazadores), alcanzamos el Cabezo de la Caracola (459 m) y su mirador, con plataforma de piedra laja, murete de 40 cm de ancho y barandilla metálica; este balcón al Valle del Guadalentín nos permite visualizar las Sierras de la Muela, el Cura y Espuña.

Seguimos por pista hacia el paraje de El Charco, donde se ha rehabilitado su aljibe ya en la finca “La Umbría de Carrascoy” propiedad del Ayuntamiento de Alhama; atajamos por sendero, pero al retomar la pista, descendemos unos metros, para girar a la izquierda tras un pino solitario, por el inicio de una pista en desuso; se hace sendero junto a una caseta de caza; vamos bajando a la Rambla de Peñas Blancas.

Hemos de abrirnos paso entre árboles caídos, matorral espeso, bloques de roca y desniveles que sortear haciendo algún destrepe; en una roca (en vez de en el tallo de la planta) veo una pequeña “ ooteca” espumosa (nido de mantis religiosas); cada saco puede albergar entre 200 y 300 huevos, entre ellos impera el canibalismo y los más adelantados se comen a sus congéneres tardones.

La rambla se abre un trecho, con vegetación a base de lentiscos y jaral presenta algunos acebuches, pasamos por un tramo con rocas calizas ferruginosas de color pardo rojizo; bordemos un muro de contención, acabamos en una pista con caseta de caza y refugio; a la altura de una balsa de riego, enlazamos con otra mejor; vamos descendiendo por un campo de floridos almendros; le echo un vistazo a un gran cortijo en ruinas, con dependencias individuales dotadas de chimenea, disponía de palomar, cuadras y posiblemente de conejeras. Entre huertos de limoneros por el Camino Espinosa primero y con naranjos por el de Inchola, llegamos con algo de calor al coche.

Powered by Wikiloc

2 comentaris

Si vols, pots o aquesta ruta.