Temps  11 hores 56 minuts

Coordenades 7348

Data de pujada 12 / de juliol / 2018

Data de realització de juny 2018

-
-
402 m
-36 m
0
171
342
683,27 km

Vista 224 vegades, descarregada 4 vegades

a prop de Høgli, Troms (Norge)

El propósito de esta etapa, es llegar al Cabo Norte, y como es habitual en mi, madrugo para ganar tiempo al tiempo.

Antes de cargar la "mula", la lavo en el lavadero del Camping. (ayer no lo hice por preferir hacerlo con el motor bien frío) El tramo de carril embarrado de ayer la dejó con muy mala "cara".

Me pongo en marcha, y a los pocos kilómetros llego a la localidad de Silsand, frente a Finnsnes. La primera aún en la Isla de Senja y la otra en la Noruega continental. Ambas unidas por una impresionante obra de ingeniería: el puente Gisundbrua.

Los kilómetros van pasando conforme fiordos y lagos acompañados de montes nevados se van sucediendo camino del Cabo Norte.

Imagina un lugar en el extremo norte de la Tierra, donde el océano Atlántico se une al océano Ártico y se encuentran sus frías aguas.
Ese lugar es Nordkapp, el cabo Norte, al oeste de Finnmark, en el norte de Noruega. Aquí no existe tierra firme entre tú y el polo norte, a excepción del archipiélago de Svalbard, y el sol de verano nunca se pone durante dos meses y medio, entre mediados de mayo y finales de julio. A muchos visitantes les gusta ver el sol de medianoche o la puesta de sol sobre el mar de Barents, desde la meseta del cabo Norte.

El primer turista en llegar a la meseta del Cabo Norte fue el sacerdote italiano Francesco Negri, quien la visitó en 1664. En la actualidad, llegar hasta el Cabo Norte resulta bastante sencillo y cerca de 200.000 turistas visitan la meseta durante los dos, o tres, meses que dura el verano. Con su acantilado adentrándose en el mar, esta meseta se eleva 307 metros por encima del nivel del mar. El centro de visitantes del cabo Norte se llama 'North Cape Hall' y aloja diversas exposiciones a lo largo de todo el año. También está aquí la capilla de St. Johannes y, como es la capilla ecuménica más septentrional del mundo, es un lugar popular de celebración de bodas.

. El Cabo Norte se hizo famoso por primera vez cuando el explorador inglés Richard Chancellor lo rodeó en 1553 mientras intentaba encontrar una ruta marítima a través del Paso Noreste .

Conforme voy acercándome a este emblemático lugar, el terreno es cada vez más árido y estepario donde los renos campan a sus anchas. Hay que tener mucho cuidado con ellos. Se cruzan a toda velocidad de la misma manera que se quedan inmóviles en la carretera sin saber que reacción tendrán.

NordKapp está situado en la isla de Mageroya y para acceder a él, lo haremos por un túnel que se adentra hasta el fondo del mar. La sensación que vives entrando en un túnel de 7 kilómetros de los cuales casi la mitad es cuesta abajo y el resto cuesta arriba es la real de que vas al fondo del mar (como así es), y por un momento se te ocurre pensar: ...si este cascarón revienta, como salgo de aquí?...

A diferencia de otros días, hoy no llueve.....no llueve hasta que a falta de quince kilómetros de Cabo NOrte, gotas de lluvia se van acumulando en la visera del casco...un agnóstico como yo, comienza a implorar a Dios que me dé la oportunidad de llegar sin lluvia...

Y las súplicas hicieron el milagro. Las gotas se atemperan y al llegar a la explanada del icono de la escultura de hierro que representa el Globo Terráqueo (previo pago) sale el Sol. Estamos en el lugar más septentrional de Europa (dicho popularmente) pero en realidad no es así, pues realmente este se encuentra muy cerca, a la izquierda de esta ubicación pero no hay acceso, salvo a pié para llegar a él.


Otro icono del lugar es el “Monumento a los Niños del Mundo” inaugurado el 15 de junio de 1989. Una idea del artista Simon Flem, a través de la cual propuso un concurso en el que quiso plasmar la cooperación, amistad, esperanza, alegría, paz… a través del arte de varios niños de todo el mundo, para transmitir que dichos valores están por encima de cualquier frontera. Esta obra la cierra un niño y una madre retratados por la artista Eva Rybakken, los cuales parecen estar observando el mensaje de los mismos.

Tras recorrer todo el exterior, toca sumergirnos en el Centro de Visitantes, entraremos en calor si hace fresco y desde dónde podremos comer, merendar o cenar en su restaurante con vistas al icono más importante de Nordkapp. Encontraremos una gran tienda de souvenirs, una exposición sobre la historia de la isla de Mageroya, la oficina de correos más septentrional de Europa ¡Imaginaos la sorpresa de vuestros familiares/amigos al recibir una postal desde aquí!, una interactiva exposición de las aves que habitan Cabo Norte y un auditorio con gran capacidad en el que proyectan cada media hora, un documental del Cabo Norte durante las diferentes estaciones del año, desde el invierno con las auroras boreales mencionadas anteriormente, como el ir y venir de los visitantes, la isla, etc.

Si descendemos por el túnel subterráneo, lo primero que encontraremos serán unas maquetas extraordinarias con la historia del Cabo Norte y la llegada del rey Óscar II de Suecia y de Noruega, que visitó el lugar en 1873, dando fé de ello, el monolito que se encuentra en el exterior, muy cerca del icónico globo. También podremos ver la pequeña y minimalista iglesia de San Juan, así como el sorprendente, por extraño que parezca, museo tailandés en honor a la visita del rey Chulalongkorn de Tailandia en 1907.

Contemplando el infinito Mar del Norte, repaso mentalmente lo que ha costado llegar aquí....diecisiete días y más de ¡¡¡siete mil kilómetros!!!

Aunque aquí el día (la luz solar) dura 24 horas, tengo que organizarme. Comienzo a bajar al NordKapp Camping distante treinta kilómetros entre Honningsvag y el Cabo.

Nada más llegar al Camping, aire acompañada de lluvia.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.