Temps en moviment  5 hores 40 minuts

Temps  8 hores 42 minuts

Coordenades 18400

Data de pujada 11 / d’octubre / 2018

Data de realització d’octubre 2018

-
-
242 m
-56 m
0
60
120
239,99 km

Vista 660 vegades, descarregada 50 vegades

a prop de Intendente, Lisboa (Portugal)

RÓNICA DEL VIAJE DE GRANADA A LISBOA


Motos:

Suzuki DRZ 400s
Kawasaki KLX 650
Yamaha XT 660z Tenere

* Todos los tracks son aptos para maxitrail, con ruedas de tacos y pericia.

Domingo 30 de septiembre de 2018

En 5 días estaremos de rumbo a Portugal. La verdad es que tengo muchas ganas de hacer la ruta, estoy un poco ansioso, porque a día de hoy, sin duda que la moto es mi mayor hobby, mi mayor inquietud, lo que me gustaría hacer si tuviera todo el tiempo del mundo en montar en moto, pero no por asfalto, para eso ya habrá tiempo cuando tenga 50 tacos o más, ahora lo que me llama es el offroad.

Viajando offroad, te puedes caer y romperte un hueso, pero no te vas a matar, mientras que en el asfalto, un accidente puede ser mortal, además los paisajes que ves por caminos y pistas son mucho mejores y especiales a los que ves por carretera. También el ir a 50km/h en vez de a 100km/h permite ver cosas que no ves a más velocidad.

En fin, ya tengo los tracks pasados al garmin, aunque también los sigue en el móvil con wikiloc, por si en algún punto que no esté claro hay que echar mano de la ortofoto.
Miguel y Antonio, están teniendo problemas para cargar el mapa que les he mando de Portugal, bajado de una página de openstreetmap. Después de seleccionar las zonas del mapa que he querido, te mandan un enlace de descarga a tu mail, desde donde te puedes descargar el archivo .img que es el que reconoce garmin para los mapas.

También tengo preparadas las herramientas que voy a llevar en las alforjas laterales y la ropa que llevaré en el macuto. Quiero intentar ir ligero de peso, que eso luego siempre se agradece, aunque cuesta dejar en tierra algunas herramientas por si acaso. La verdad es que hasta ahora, en estos 6 años de moto offroad todavía no hemos pinchado ninguno del grupo. Me encantaría dejar las cámaras de las ruedas en tierra porque pesan un huevo y probablemente no las usemos pero….

En estos últimos 5 días, estoy repasando los tracks en google earth, porque aunque vayamos bien guiados por gps, siempre me gusta tener una conciencia global de la ruta, repasar horarios previstos de desayuno, comida y llegada, cruces, puntos complicados, etc.

Hay algunas rutas que de tanto repasarlas vía ortofoto, llego a memorizar buena parte de los diferentes desvíos de track para luego aligerar en ruta.

Así que sin duda, lo que me lleva hoy por hoy más tiempo es preparar y repasar los tracks, porque la moto ya me la conozco y también tengo toda la equipación necesaria de viajes anteriores, así que ese palo ya está cubierto.

Otro palo en el que todavía me queda por progresar es la edición de video, me gustaría mejorarla para poder editar un video final del viaje molón, pero la edición es un mundo totalmente a parte de la moto, se te puede dar bien la moto, pero ser un negado con la informática y viceversa. A mi me gusta tener un equilibrio entre los dos palos.













Domingo 14 de octubre de 2018

Ayer sábado llegamos del viaje de Portugal, anoche dormí 9 horas y aún así hoy me he pasado todo el día con sueño. El viaje ha sido físicamente muy exigente, con unos 250km de media cada día, con un 75% de offroad diría yo. Hoy en Granada ha caído un buen chaparrón, nosotros hemos tenido mucha suerte con el tiempo. Yo pienso que en un día intenso de lluvia es mejor no coger la moto, porque no se ve bien con lluvia y encima existe una posibilidad alta de acabar enbarrados hasta las cejas. Lo malo es que las fechas son la fechas y muchas veces no hay tiempo para seguir en otro momento. Se me viene a la cabeza el viaje a Portugal de ATG (Adventure Trail Granada) de este mismo año, donde han pasado las de Caín, con vadeos imposibles, calados hasta los huesos y embarrados a tope.

Bueno el tema, es que quiero empezar a escribir la crónica de cada uno de los días de nuestro periplo lusitano antes de que mi memoria empiece a olvidar detalles, así que allá voy.


Día 6: Jueves, 11de octubre, LISBOA-BEJA

Tras desayunar en el hotel y montar religiosamente los bártulos en la moto como cada mañana, salimos de la cochera del hotel y rápidamente enganchamos el track, pues ya preveía salir del centro de Lisboa. La idea es salir por el otro puente de Lisboa, el Puente Vasco de Gama, para ello pasamos cercanos a la zona donde se celebró la Expo de Lisboa y hay muchos edificios nuevos.
Cruzamos el bonito Puente y nos dirigimos dirección Setúbal. Antes paramos en los controles de peaje, en un primer puesto se recoge una tarjeta y en un segundo puesto se paga. Hasta Setúbal es todo autovía, allí echamos gasolina y proseguimos.

No salimos un poco más adelante. Es necesario coger un pequeño carril paralelo a las vias del tren para poder llegar a una pista que cruce un río a través de un antiguo puente metálico de tren ahora en desuso, con solera en láminas de madera. Proseguimos por pistas fáciles y de vez en cuando tenemos que abrir alguna cerca o cancela que están cerradas pero sin candado, vamos que hay que quitar el típico amarre de alambre y ya se puede pasar. Las pistas son de tierra digamos como alvero, pero poco a poco van cogiendo más arena. Sorprende la cantidad de pistas arenosas de esta parte de Portugal. El paisaje es bonito, salpicado de encinas y tramos de eucalipto.

Por culpa de la arena, Antonio sufre una pequeña caida sin ninguna consecuencia. El track que hasta esa parte era del Komando Pupas se acaba y empieza una parte diseñada directamente por mí, y claro llegamos a algunos cercados cerrados que no se pueden ver en ortofoto. De todas maneras quitando unos cuantas ramas la primera vez y quitando un poste de madera poco hincado la segunda vez, conseguimos sortear ambas vallas. Siempre es mejor eso que tener que volver por nuestros pasos, además ambas vallas las dejamos como estaban tras pasar.

Conseguimos llegar sin problemas a Alcácer do Sal, un bonito pueblo junto al río Sado. Allí andamos como siempre un pequeño tramo dirección prohibida junto al paseo paralelo al río Sado hasta que vemos un restaurante junto al río con muy buena pinta, “Retiro Sadino” se llamaba. Allí nos dimos un homenaje culinario, a destacar un maravilloso bacalao a bras.

Tras comer, cruzamos el puente metálico sobre el río y seguimos un buen tramo por carretera, porque aunque el track original nos llevaba offroad, íbamos mal de tiempo así que seguimos hasta Grandola y luego hasta la Aldea de Rio de Moinhos donde volvimos a retomar las pistas, todavía con bastante arena.

Hasta Odivelas pasamos unos bonitos paisajes de dehesa con ganado y encinas pero con arena en los caminos, algo no habitual en la peninsula.

Tras Odivelas, pasamos los pueblos de Alfundao, Peroguarda y Beringel antes de llegar a nuestro destino de hoy: Beja.

Ciudad elegida por tener el tamaño suficiente para tener hoteles de sobra que siempre viene bien teniendo en cuenta que nunca llevamos nada reservado y porque tenía un castillo y zona vieja donde hacer algo de turismo.

Ya llevaba un hotel buscado de antemano “Beja Parque hotel”, así que al llegar para de grabar el track, pero al presentarnos nos dijeron que el hotel estaba completo, lo cual me extraño mucho en un hotel tan grande, lo mismo nos vieron llegar con las botas, empolvados y oliendo a chamusquina después de 6 días de viaje, la ropa de viaje debía oler a chamusquina.

Tuvimos que improvisar y buscar con los móviles un nuevo hotel con cochera preferiblemente, y acabamos en el hotel Melius, donde no quise complicar con triples y directamente pedí una habitación simple y una doble, solo había dobles. La doble nos costó 50€ con desayuno y la otra doble la dejaron en 40€ pues sólo la iba a ocupar Miguel, al que dejábamos solo para dormir sin ronquidos.

Dejamos las motos en el garaje, descargamos equipajes, ascensor y para las habitaciones. Una duchita y bonitas vistas del atardecer desde la habitación.

Al salir, como estábamos cansados estuvimos dudando si irnos a un Burguer King que había cerca del hotel o patearnos un poco la ciudad y tirar para el centro. Decidimos lo segundo, y aunque el centro estaba poco ambientado para ser un jueves, finalmente encontramos el castillo de Beja, muy bonito por cierto y entre foto y foto al castillo nos llegó un olor a carne asada que alimentaba, así que dejándonos guiar por nuestro olfato acabamos localizando la chimenea origen del delicioso aroma a carne asado.

Y así acabamos en el restaurante D. Dinis, donde conseguimos mesa sin reservar pues todavía era temprano y degustamos un variado de carnes a la brasa con migas portuguuesas de espárragos y calabacín. Todo estaba de muerte. Dimo en la tecla con el restaurante que acabo llenándose hasta arriba de portugueses, lo que confirmaba nuestro acierto.

Comidos, volvimos caminando al hotel y de ahí al sobre, mañana tocaba una etapa larga.
fotografia

Foto

fotografia

Pista buena

fotografia

Pista arenosa facil

fotografia

Cerca de Arcacel do Sal

fotografia

Mas arena

fotografia

Foto

fotografia

Alfundao

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.