-
-
1.387 m
414 m
0
1,9
3,8
7,66 km

Vista 964 vegades, descarregada 14 vegades

a prop de Urzabal, País Vasco (España)

(EUS)

Txindokira Mendebaleko ertzetik igotzeko ibilbidea, 70metroko sokekin egindakoa. Ondoren jeitsiera Muitzeko sakanetik egingo dugu, urjauzia ikusirik. IV graduko eskalada.Guztira 8km eta 1.000metro.

(ES)

Llevaba años intentando quedar con Javi “Zieft” y Xabi “Smithy” para realizar la clásica escalada de la Arista Oeste del Txindoki/Larrunarri (AD Sup-IV ); completada por primera vez por J.Arrate, J.M. Peciña y A.S.Basagoitia en 1.951. Y por fín llegó la ocasión; subiríamos por la arista para después regresar por el barranco de Muitze cerrando un círculo de 8km y cerca de 1.000 metros de desnivel acumulado. Se trata de una vía ya equipada, por lo que además del material de escalada necesario para cualquier vía, sólo tendremos que llevar fisureros o friends si queremos meter algún seguro de más. Respecto a las cuerdas... con las de 50 metros tal vez pueda valer, pero si llevamos de 70m nos podremos saltar alguna reunión y ahorrarnos tiempo.

Como punto de partida tomamos la ermita de Larraitz, donde hay un amplio parking (400m.). Se cruza la barrera que hay al final de este (Zumuako langa) y seguimos el camino que va girando a la derecha. Este es el ascenso más clásico para subir al Txindoki por el collado de Egurral. Después se toma un desvío a la izquierda y ganamos altura en un par de zig-zags para terminar llegando a Gaztesuiko Langa (540m.).

Según atravesamos la barrera, abandonamos el camino para remontar la ladera de nuestra izquierda en busca de la cresta . La pendiente es acentuada y nos lo tomamos con calma; llegamos a la base de Amezti y lo evitamos por la izquierda en nuestro caso para llegar al collado homónimo (962m); situándonos en el comienzo de la arista.

Superamos unos primeros resaltes (II) y nos plantamos en la base del primer diedro (IV); donde ya nos tenemos que equipar. Aquí una pareja de franceses nos tomaron ventaja y entraron en la vía antes que nosotros, aunque el comienzo se les atragantó un poco y nos hicieron tener que estar esperando un largo rato en la R0; que como está a la sombra, hacía fresquito además... Detrás nuestro llegaron también un hombre y su pareja, y a estos les tocó esperar más aún; haciéndoles perder la educación en algún momento...

Lo más complicado del primer diedro es que se encuentra algo pulido, es dificil encontrar buen apoyo para el pie izquierdo, y hay que levantar bien la pierna derecha después. Xabi le da de primero y se salta la primera reunión que hay justo después de la chimenea; luego se tumba bastante la arista (II) y se llega a una brecha en la que hay que destrepar; esta sería la R1 para nosotros.

Desde la brecha, hay una salida impresionantemente aérea a la cara Sur, para acceder a una nueva chimenea (III ). Aquí hay que tener la cabeza bien templada. Al ganar la arista se puede montar una reunión, pero como vamos con cuerdas de 70m, seguimos por la arista hasta otra corta chimenea (III) y nos plantamos en la base de la Placa Bonita (R2).

La placa es una pared bastante vertical (IV), en la que los agarres son pequeñas regletas; pero se saca bastante bien. Al salir a la cresta nos plantamos (II) en el gendarme más fotografiado por la gente que hace esta vía casi sin darnos cuenta. Tras un destrepe llegamos a la R3.

A partir de aquí nos acercamos a uno de los pasos más complicados. Trepamos unas placas y nos situamos en la base de un diedro (IV ). Se empieza por la derecha del diedro y al llegar a un extraplomo y unos arbustos, realizamos un paso acrobático a la pared izquierda, levantando mucho la pierna. Hay que ser un poco elástico... Así encontraremos la repisa en la que se encuentra la R4.

Xabi, que hasta ahora había ido de primero, se queda a la salida del diedro asegurándonos y Javi y yo continuamos de primero. Se continúa por un resbaladizo tramo de resaltes herbosos (II ), hasta que llegamos a un resalte rocoso, que tras superarlo nos sitúa en la última reunión de la vía (R5). Aquí nos reagrupamos, dejamos que pase la pareja que venía detrás nuestro, recogemos los bártulos y cuando arrancamos de nuevo vemos que llega Alberto Iñurrategi con unos niños; ¡menuda casualidad! Después hay que flanquear una zona de derrumbes (cuidado que a nosotros ya se nos cayó una piedra) y se sigue por la arista (I-II) hasta llegar a la brillante cruz de Erlabeltzeko Puntie (1.312m.). La poblada cima del Larrunarri queda a tiro de piedra, así que sin entretenernos demasiado continuamos hacia nuestro objetivo y coronamos la cima: Txindoki (1.342m.); nos llenamos de felicidad al ver cumplido el sueño de hacía tantos años...

Y tras el merecido descanso toca descender rodeados del verde predominante en Aralar. Tomamos camino a Egurral y una vez que descendemos hasta la majada, vamos girando a la izquierda (E) para encajonarnos en el barranco de Muitze. El estrecho sendero va girando al Norte después, y poco a poco vamos viendo a nuestra izquierda como el sendero continúa por una faja bastante más abajo que nosotros, bajo la pared Norte del Txindoki. Así pasaremos primero por la cascada de Muitze y después nos adentraremos en el bosque en el entorno de Mallaki. La bajada se hace larga hasta llegar a una antena, donde buscamos a nuestra derecha un sendero entre helechos que ataja hasta Larraitz, nuestro punto de partida.

Al terminar, finalizamos el día en el restaurante de Larraitz Gain; dándonos un buen homenaje...La mejor forma de completar esta clásica.

Veure més external

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.