Coordenades 660

Data de pujada 25 / de març / 2014

  • valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
-
-
3.070 m
2.511 m
0
23
45
90,83 km

Vista 1443 vegades, descarregada 0 vegades

a prop de San Carlos, Departamento de Cundinamarca (Republic of Colombia)

Tercer día
Rasgando los cielos

Luego de escribir mi primera crónica la noche y su frio me invitaban a dormir porque estaba exhausto. Venía de Sopó en Cundinamarca un pueblito hermoso y de carácter religioso que me dejo una excelente impresión. Alejandro el instructor de escalada en roca me dejo quedar en el patio trasero de su oficina donde en la mañana muchos escaladores convergen para alistarse con sus arneses y parafernalias a devorarse las rocas y montañas de este lugar mágico y ancestral llamado Suesca.
Armando la carpa ya eran las 10 pm y un frio de más o menos 8 grados me envolvía con un susurro fantasmal y tétrico que hacía temblar las sombras de los arboles proyectadas por las luces de los postes callejeros circundantes sobre mi...eso me hacía moverme más rápido aunque las estrellas me tranquilizaban y con su voz titilante me convencieron de que no llovería de inmediato.
Mi poderosa tuvo que acomodarse sobre una rueda en un baño que estaba a 2 metros del patio donde dormiría en mi carpa. parte de mi equipaje me acompaño como si fuera ese oso de peluche que a los niños los hace dormir más tranquilos aunque no era precisamente algo tierno...mi machete, el celular el reproductor de música la maleta chica que sería de almohada la linterna y un nuevo testamento...el mismo que me regalo la señora del hotel en Sopó.
Desde la carpa todo era más cálido entre la bolsa de dormir...era un oasis al frio pero cualquier ruido me intranquilizaba. Mucha agua bajo los puentes había transcurrido desde que dormí solo en una carpa...entonces debía hacer guardia y dormir al mismo tiempo...el cuerpo humano es espectacular y perfecto porque he tenido la capacidad de poder dormir con un ojo y hacer guardia con el otro...a cada ruido mis ojos se abrían y miraba la pared lateral de la carpa para ver que sombra humana o animal podría llegar a divisar.
Era la una de la mañana y un ruido me despertó totalmente... eran como golpes y agujas cayendo sobre la carpa y que cada vez eran más constantes...el agua comenzó a arreciar más copiosamente y una lluvia cayó durante no sé cuánto....los primeros 30 minutos estuve haciendo un test y recorría con mis manos el piso para ver si el agua entraba....y como no era invitada por ahora debía crear un plan b que era dormir en el baño y dejar a mi vehículo fuera....dormir sentado?...me dije....eso lo viví la última vez en el aeropuerto de Barajas en España...pero prefería estar en ese patio y en su defecto en ese baño antes de volver a ese maldito lugar donde no eres un ser humano sino un pedazo de carne inmigrante para los estúpidos, aquellos que se creen extraterrestres.
Afortunadamente el plan b no fue ejecutado por que el agua respeto mi espacio y pude dormir hasta que una luz me ha dicho...hey levantate son las siete de la mañana...era la luz del astro rey que aún no se asomaba por que las rocas no lo dejaban…pero su luz ya llegaba y me cubría con su esperanza.
Recogí todo mojado y esto me tomo mucho más tiempo del esperado y mientras fui a desayunar dejando todo bajo llave logre ir a la iglesia y caminar un poco por el pueblo que me dejo pernoctar en sus suelos.
Vi dos puertas que tampoco tenían candado frente al patio donde me quedé y decía “duchas” la de hombres no abrió…dije, estaba la otra cerrada también, Pero eso fue en la noche…cuando me percaté que pude abrir la otra puerta de la ducha de damas solté una carcajada y me dije…menos mal que anoche no la abrí o me hubiese quedado a dormir aquí…lo que si hice fue guardar mi bici aquí más cómodamente y me di un duchazo delicioso con agua fría que no lo estaba tanto como el aire matutino de Suesca.
11 de la mañana y aun haciendo fuerza a los amarres del equipaje ya con el estrés pesando sobre mis espaldas por lo tarde que era.
Dejé Suesca a las 11:30 y mi próxima villa era Cucunubá donde en su camino la gente del campo me decía todo lo contrario a la del pueblo o las ciudades….me daban ánimo, me decían, siga que el camino lo lleva, eso está llegando en tres horitas y que es alto pero seguro
El camino me hizo bajar de la poderosa y guiarla con mis manos porque era una subida de 45 grados casi imposible de tomar. en el camino que era agotador pero enriquecedor que me hacía beber un litro de agua por cada 500 metros logre ver en un alto impresionante el cerro de las tres viejas que eran como grandes gigantes petrificadas y talladas con el cincel del tiempo y que rasgaban el horizonte tal y como en Sesquilé….abajo de mi estaba Suesca y arriba de mi unas montañas altísimas que se bañaban con las nubes como si estas fueran abrigos en sus cuellos negros y distantes…hasta allí debí llegar a más de tres mil metros
Volteé la mirada y no lo podía creer después de una hora y media de ascenso solo llevaba 10 km y mi ánimo subió cuando mire atrás y pude observar que como un pequeño espejo en la distancia caído en la tierra escoltado por una manchita blanca y marrón en medio de un verdor convertido en azul por la lejanía me di cuenta que de allí venia. Era el embalse de Tominé que reflejaba el sol en la distancia con un plateado maravilloso y efímero y Guatavita era esa manchita lejana. Eso me dio ánimo para seguir….ya no tenía casi agua y un carro se detuvo…allí venían dos civiles y de copiloto un policía…me dije...” haaaa no quiero hablar no quiero responder preguntas soy ciclista y ya”
Pues el hombre me dijo solo para donde me dirigía y le respondí asfixiado: “Cucunubá”
Cuando me dijo que me faltaban unas dos horas note que me extendió su brazo con una botella de jugo helado….yo no lo dude y agradeciéndole mil veces me despedí y me dijo “mucho gusto, Oscar Barrera, soy el alcalde de Suesca”…le dije más sobre mí y le invite a mi pueblo en Santander.
Estaba salvado por que luego lo que seguía era más subida y subida….sentía como la montaña se burlaba de mí pues cada vez que veía un horizonte después veía más alto y más alto y más aún….pero estaba feliz.
A mi derecha se veían garzas blancas y me dije” estaré alucinando” ¿Garzas en un páramo como este de 3000 metros?…no, luego de ver tantas junto a las vacas paseantes me convencí que eran reales. Me miraban y salían espantadas a buscar un refugio en lo alto de los cielos.
A mi izquierda un campo interminable de florecitas amarillas que con la velocidad de algunos planos que ya me dejaban respirar se convertían en un loco mosaico de colores entre verdes carmesís y amarillos.
luego de por fin coronar la cima de este alto del crucero y en todo su esplendor junto al frio y las caprichosas formaciones de canales áridas por donde alguna vez el agua viajó, una muchacha se cruzó en mi camino y se asustó al verme…le dije ..”Tranquila”….no muerdo y me dijo que se había asustado no por lo feo sino porque me vio respirando muy hondo como si me ahogaba…..le dije que no pasaba nada y me despedía mientras veía sus mejillas quemadas y rojizas por el clima inhóspito y paramuno de este lugar hermoso.
Las nubes que cobijaban las montañas ahora también me cobijaban a mí….iban muy rápido como si tuviesen prisa al ver al sol y se asustasen por su presencia evaporadora y caliente. Pude notar como la luz del sol se filtraba sobre ellas y sus rayos recorrían la tierra a gran velocidad como si dios tuviese una linterna y estuviese buscando ciclistas locos y desocupados….
Un rayo de sol de estos paso frente a mí y me mostro algo brillante como de plata a unos 10 m de la poderosa y yo que ya éramos uno solo de nuevo….era un arete de plata de fantasía y lo recogí y desde ahora viaja conmigo… ¿Pudo ser de aquella mujer que me encontré en el camino pero ni modos de devolverme no?
Bajando ya a velocidades de 61 km por hora me reía de la montaña que me soporto en sus hombros y que junto a ella yo era un insecto molesto que le recorría.
Después de bajadas y planos deliciosos podía ver el paisaje de verdor increíble…y luego de las tres horas prometidas, es decir a la 1 menos cuarto de la tarde logre ver a lo lejos una iglesia minúscula y un puñado de casitas desparramadas sin ningún orden….por fin llegue al crucero y de allí se desprendía la carretera a la laguna de Suesca y luego otra pendiente hasta Cucunubá.
Allí me senté en una tienda, comí y bebí algo mientras unos niños me hacían miles de preguntas…gracias a la amabilidad de un señor que bien vestido si estaba, recargué agua y hablamos de sus historias con tinta y color sepia de trenes y encajes del pasado…cuando viajaba en tren, hasta Barbosa y llevaba papa a Vélez donde tenía un amor que casi se casa con él y que dejo porque tenía miedo a un compromiso. Maravillado por sus historias del monstruo sobre rieles de hace medio siglo que luego recordé cuando las llantas de mi bicla pisaron la carrilera, seguí por planes y pequeñas subidas mientras los pinos me saludaban con sus ramas agitadas por el aire peregrino. La gente allí saludaba más cordialmente e impulsado por una bella música folclórica del oeste de Canadá con sus violines y voces perfectas seguí hasta ver algo maravilloso (gracias amigos de radio Canadá por los programas de Whitehorse y la música de este bello lugar)

Este lugar era la laguna de Suesca….era algo fuera de lo común….una gran mancha blanca en la tierra que se agitaba con el viento y que con sus aguas albergaba a miles de aves. Pero lo más hermoso eran unas islas que parecieran monstruos semi sumergidos con sus lomos peludos y casi negros…daban un toque de fantasía siniestra a este paisaje

La carretera polvorienta y llena de cráteres se fue sin despedirse y bajo de mis ruedas un pavimento en ascenso me ha hecho volver a la paz que se siente cuando hay comodidad y no se siente el piso por donde se viaja.
La subida fue corta y algunos carros me saludaban con sus pitos o las manos de sus dueños saliendo por las ventanas.
luego comencé a ver a lo lejos un paisaje similar al ya visto en otras ocasiones…una laguna a lo lejos acompañada por unas rocas que eran como dinosaurios gigantescos congelados en esas pantanosas latitudes…era la laguna de Cucunubá, pueblo que sería mi próxima parada.
Luego de unas bajadas serpenteantes que me hacían frenar por su peligrosidad logre llegar a Cucunubá…una joya en medio de las montañas….sus calles empedradas eran un placer para mí pero no para mi bici que ya quería parar. Las paredes teñidas de blanco, los faroles y las ventanas de madera junto a las tejas de barro contaban historias que evocaban un ayer ya perdido y casi olvidado donde no existían gentes insultantes con pantalones anchos como cantantes de rap y jeans o mujeres mal vestidas hablando de los golpes de sus maridos a otros hombres o a ellas mismas.
Todo el encanto se borraba cuando se veía esa gente globalizada como yo mismo y cuando se escuchaba un desagradable “hijuep.... espéreme gonorrea” o un regetton en alguna cantina atiborrada de jóvenes y viejos aferrados a su desgracia embotellada y mal oliente….no todo el mundo era así…había esa gentecita de ruana y sombrero que saludaban y se despedían con un “dios y la virgen me lo lleven con bien”….



Dejando Cucunubá por una carretera plana y recta esperaba ver la laguna que desde lo más alto pude divisar…pero nada….solo monótonos cultivos me acompañaban junto a la música de Fito Páez o tierra santa…..unas chicas y chicos en el camino con uniforme de colegio me decían adiós y una de ellas me dijo algo que no entendí muy bien…. entendí solo el final…….vaaaaaa?.....yo le dije pensando que había dicho “a ¿Dónde va?” Santanderrrrrrrr le respondí y luego caí en cuenta que dijo: “¿Me lleva? jajajajaj menos mal no entendí...Jajajajaj no mentiras....más equipaje ni de riesgos.
y hablando a propósito de golondrinas….sentí como la cicla estaba más pesada y cuando voltee a mirar la parrilla estaba sucumbida hacia atrás besando el suelo y mi equipaje arrastrado…haaaaaaa no puede ser….otra vez la parrilla….otra vez tres mil pesos menos para comer……llegue a Ubaté y al mandar soldar esto se me ocurrió llamar para alojarme en Chiquinquirá……el soldador escéptico me miraba y me decía…le va a coger la noche…cuando me reforzó la parrilla me dijo…le voy a dar un recuerdo de Ubaté…..me dio agua y el refuerzo que le puso a la bicla fue una varilla gigante en forma de u para hacerle homenaje al pueblo donde estaba y nos reímos hasta mas no poder…ayudándome a atalajar mis maletas me di cuenta que al caer la carpa y besar la rueda se había rasgado una buena parte de ella….haaaaaaaaaagggggggggg mierdvlkd juepgfigfgt……dije todas las malas palabras inventadas y sin inventar y proseguí


ya eran las 5 pm y frente a la catedral de Ubaté me despedía de esta mini ciudad de quesos y bicicletas…….al son de un rico quesadillo y luego de saludar a un amigo del colegio que estaba dentro de un bus y se dirigía para donde yo iba…..emprendí mi pedaleo que sería de unas dos horas más o menos…me esperaban en Chiquinquirá los padrinos de mi mejor amigo Edwin, don julio un hombre extremadamente culto y de buen carácter y la señora blanca…una dama que desde que era joven me miraba con ojos de ternura y de aprobación como si fuese un hijo más de ella,,,
Estaba a punto de cruzar a otro departamento y dejar Cundinamarca…Boyacá me esperaba...
Llegue a Capellanía a las 5:30 pm
Allí recargue mi estómago “tanque” tamaño ya no tan familiar con una bebida energizante y tome la partida pues ya quedaba poca luz….me lamenté pues tenía la misma suerte que en Cucunubá, Sesquilé o Suesca. La iglesia estaba cerrada. Aunque luego un grupo de jóvenes que me miraron sin decir nada y siguieron derecho entrando a una casa junto a la iglesia, logre como escuchar voces dentro de ella….la abrieron y pude ver la iglesia de estilo modesto pero al mismo tiempo, elegante, por dentro mientras mi bebida energizante se agotaba.
la linterna que llevaba en el bolsillo paso a estar fijada al manubrio para darme un poco de luz y advertir a los camioneros y demás conductores de mi presencia ya que era peligrosísimo para ellos si se chocaban conmigo…..saldrían muy mal librados jjajjajjajajjaja
En una fuerte subida y ya casi sin luz…un pedazo de cielo se divisaba en contraste con la negrura de la tierra firme…era la laguna de Fúquene que se esforzaba por reflejar la ya casi inexistente luz celestial…otro día fallecía ante mí y por segunda vez sobre la poderosa a pedal…
Luego de eso pase la experiencia más dura de mi viaje, ya que después de abrigarme por el frio no hallaba la hora de divisar ese letrero de bienvenidos a Boyacá, nada de nada solo veía vayas con productos lácteos o de aguardiente o de peligro disminuya la velocidad…me hubiese tranquilizado una de ciclistas en la vía pero esa tampoco asomo.
llegue a Susa a las 7:30 pm aún era Cundinamarca y tras una vuelta a su plaza principal, a mi persignación ya habitual frente a la iglesia de cada villa, proseguí….estaba agotado y aun no sabía que me esperaba lo peor, el alto de la palestina…un nombre hermoso para una subida horrenda…..una mujer venia en mí mismo carril en una motocicleta pero en sentido contrario y a baja velocidad….para que se cambiara de lado y no chocáramos encendí mi luz y para hacerle reír comencé a gritar como en las películas de horror….luego de ver su sonrisa recordé que con solo mi aspecto hubiese bastado para que se riera o se asustara jajá….la subida que me esperaba era un infierno….cansado sobre la bici con hambre y frio veía como pasaban lentamente los kilómetros en el computador y nada que cruzaba la frontera…en un momento una mula gigante me paso a centímetros y del susto me saco de la vía y me hizo sucumbir haciendo que el manubrio derecho de la poderosa besara bruscamente el pastal junto a la carretera……malditos…se creen los dueños de la vía….lo peor es que si lo son y van a una velocidad infernal como monstruos a los que no le importan las vidas ni de ellos mismos como choferes ni de los repentinos peatones o locos ciclistas nocturnos.
Ya el hambre no me dejaba pensar quien era más imprudente si ellos por ir tan rápido o yo por viajar de noche…entonces devore la mitad de mis reservas alimenticias…me comí tres galletas gol. Un paquete de galletas con crema y me bebí toda el agua que me restaba
Luego de estar al borde de querer tumbarme allí y dormir sin importarme nada comencé a andar a pie con la bici al mejor estilo de la subida al paramo del crucero en Cucunubá. Ya eran las 8:30 pm y nada que llegaba…aún faltaba Simijaca…. que vi mucho después pero a lo lejos y ni de fundas entraría a verle…..diossssss, ya quiero llegar

Se me apareció la virgen
luego de una tortuosa marcha entre planos y subidas divise una estatua de la virgen María a mi derecha ya mucho después de una hermosa cruz de neón que ilumino con timidez mi camino en penumbra total…todos los que viajan de noche por esta carretera la pueden ver viniendo de Bogotá a Santander la cruz luminosa a la derecha y la virgen a la izquierda…allí después de invocar a la virgen y de que se me apareciera…logre por fin ver una bajada que me cambio la cara triste y cansada a una gran sonrisa y a un grito de por fin….ya allí salía tímidamente un aviso de “dpto. de Boyacá”……grite de emoción y comencé a cantar…..”Me gusta estar al lado del camino….fumando el humo mientras todo pasa”….y eso que no fumo pero la cante. Jajá logre por fin divisar a lo lejos las tímidas luces de Chiquinquirá….


nunca en la vida me dio tanto gusto entrar en Boyacá y menos a Chiquinquirá y cuando lo hice solo me quedaba buscar la antigua estación del tren y allí al llegar luego de doblar la esquina que parte el colegio nombrado en honor a mi tío abuelo, el gran poeta nacional José Joaquín casas, escuche mi nombre y todo lo demás es historia allí me esperaba don julio con mezcla de preocupación y alegría, que bueno que existan personas tan buenas, cultas y agradecidas con la vida como don Julito y su señora….dormí en una cama blanda, una fría y necesitada ducha, comí delicioso, salude efusivamente y luego de más de diez horas en el país de Morfeo volví a despertar….. de la despedida y de la acomodada de equipaje que ya era aún más liviana no por la falta de víveres sino por que don Julito se ofreció a llevar a puente cosas que ya no usaría como la ropa sucia o la dañada cámara digital( buaaaaaaaaa)una caja de vino que ya no quería acabar y algunos de mis documentos de identidad, me despedí de la capital religiosa de Colombia no sin antes entrar a su basílica y de rodillas junto a mi poderosa bicicleta le pedí a la virgen de Chiquinquirá y patrona de Colombia que me siguiera acompañando como hasta ahora. Los ángeles que me tendieron la mano, siempre estarán en mis agradecimientos y oraciones, gracias a don julio y a la señora blanca por su hospitalidad, bondad y amabilidad.
ahora estoy acá sentando en un café internet que también hace de galería de arte por sus bellos cuadros y paredes en roca…conociendo a su dueña quien amablemente me ha acompañado con su dialogo….he conocido a una buena persona más y mi próximo destino será Sutamarchan…había pensado en ir directo a puente pero el desayuno que me dieron me da para llegar hasta Venezuela sin comer más nada y por eso mi ánimo de seguir…tal vez mi próxima parada será Santa Sofía y por qué no ojala alcance a dormir en un pueblo maravilloso del que me han hablado mucho toda mi vida. Puente nacional jjejjejejejejjeje mi tierra natal
Síganme acompañando y gracias por sus mensajes…he aquí uno de ellos
Clara Bacalim (radio Moldavia internacional republica de Moldavia Europa oriental)
Estimado sr. Marius
Queremos agradecerles por su carta electrónica envida recientemente. Nos da mucho gusto saber detalles sobre su viaje tan interesante.
Igualmente queremos agradecerle por esta colaboración tan fructuosa. Le recordamos que puede usd escuchar nuestros programas por vía electrónica, en la página web www.trm.md en el compartimiento de Radio Moldova International, precisamente en el archivo de nuestras emisiones.
Le mantendremos informado sobre las noticias de nuestra radioemisora, también sobre el concurso “entérate de la república de Moldova”que tendrá lugar el próximo verano.
Un saludo cordial
Clara Bacalîm, directora del departamento radio Moldova internacional
Omar Ruiz (Bogotá)
Asunto: buena
"buena amigazo, todos queremos emprender algún día un viaje de travesía por nuestro grande y hermoso país pero no nos atrevemos siempre anteponemos pretextos y resultamos enfrascados en nuestra rutina, lo felicito por tomar la decisión de emprender este viaje y además hacerlo realidad. Espero que le vaya muy bien, que conozca, que disfrute y sobre todo que se la goce de principio a fin .si desea algún día hacerlo nuevamente espero acompañarlo. Nos vemos y que le vaya muy bien, no olvide estar comunicado. Hasta pronto maestro jajaja."

Jaqui Ovalle (Bogotá)
¡Hola! Oye la verdad, estoy sin palabras, es una narración interesante, loca y divertida, por un momento me sentí en esos paisajes maravillosos de Colombia y que casi nadie sabe apreciar y mucho menos cuidar. Qué dios te acompañe y no pares de contar más sobre tu viaje!!!! espero el próximo capítulo de tu novela. bye!!! Saludos de Omar
Jaqui
Damián López (ciclista argentino que va desde Alaska hasta la Patagonia en Argentina)
Marius: gracias maestro por darme un impulso para este mini viaje
Damián:
de nada jejejejejeje cuando salga la nota me avisàs
buena senda

Las estadísticas del día

Hora de inicio de pedaleo: 11:30 am (Suesca)
Temperatura: frio y paramo….sol, ocasional de ese que te pica por ser de clima frio
Paradas. : paramo del crucero, laguna de Suesca, Cucunubá, Ubaté, Susa, alto de la palestina y por fin Chiquinquirá
Hora final: 9:25 pm
km recorridos: 87,7 kilómetros (Suesca-Chiquinquirá)
km recorridos en total: 190.82 km
Velocidad máxima: 63 kilómetros por hora bajando a Cucunubá
Tiempo real de pedaleo: 15h 26 m 39 s
Altura máxima: 3020 m nivel del mar paramo de crucero
Viento: muchoooo
Maldiciones a los tracto muleros: mejor no decirlas
Similitud entre mis crónicas y las de mi maestro Damián López…al borde de ser poco original y ser copión jajaja
Ya casi llegamossssssssss

2 comentaris

  • Foto de Oscar Upegui

    Oscar Upegui 22/08/2018

    Otro excelente recorrido, conociendo estos bonitos pueblos de Colombia, acompañado como siempre de una muy buena Crónica, que da gusto leer, pues de solo leer es como si uno también hiciera parte del recorrido, Muy buen Relato DXMARIUS Felicitaciones por compartir este buen trazado.
    Saludos Compañero.

  • Foto de DXMARIUS

    DXMARIUS 22/08/2018

    Muchas gracias amigo, ojalá podamos hacer una buena ruta y nos pongamos de acuerdo los amigos de Wikiloc

Si vols, pots o aquesta ruta.