• Foto de Alpine bike (Scuol - Aigle, en 16 etapas) [parte 2]
  • Foto de Alpine bike (Scuol - Aigle, en 16 etapas) [parte 2]
  • Foto de Alpine bike (Scuol - Aigle, en 16 etapas) [parte 2]
  • Foto de Alpine bike (Scuol - Aigle, en 16 etapas) [parte 2]
  • Foto de Alpine bike (Scuol - Aigle, en 16 etapas) [parte 2]
  • Foto de Alpine bike (Scuol - Aigle, en 16 etapas) [parte 2]

Temps  10 dies 6 hores 30 minuts

Coordenades 49396

Data de pujada 7 / d’agost / 2014

Data de realització d’agost 2014

-
-
2.416 m
429 m
0
96
193
385,89 km

Vista 2103 vegades, descarregada 59 vegades

a prop de Sedrun, Chantun Grischun (Swiss Confederation)

La primera de las tres rutas nacionales de Suiza (http://bikeland.myswitzerland.com/en/routes/route-01.html). Hecha en 16 etapas y con alforjas. El archivo se ha dividido en dos partes por limitaciones de wikiloc.
Con buen tiempo la ruta puede hacerse en 14 etapas sin ningún gran esfuerzo adicional. Hacerla en menos sí supone aumentar bastante el desnivel por etapa, aunque una buena planificación, teniendo en cuenta que hay frecuentemente hoteles o casas con habitaciones en distintos puntos de cada etapa, permitiría hacerla en 11 o 12 días. La cuestión, desde mi punto de vista, es encontrar lugares con supermercados. Normalmente la planificación oficial tiene finales de etapa en pueblos donde puedes abastecerte adecuadamente.
Por el tipo de recorrido recomiendo que se haga con mochila en lugar de con alforjas.
La ruta está bastante bien señalizada, aunque en ocasiones los carteles son algo confusos o, simplemente, no hay.

ETAPA 1: Scuol – Tschierv (32 km, 1100 m)

Etapa sencilla con paisajes fantásticos. Casi toda por pista. En Tschierv no hay supermercado (sólo una tienda de gasolinera), pero se puede comer bien en los hoteles. En Scuol se encuentran todos los servicios.

ETAPA 2: Tschierv – Livigno (46 km, 1100 m)

Etapa sencilla pero con dos buenos puertos. Los paisajes son extraordinarios. Hay una senda muy interesante, algo aérea en algunos tramos. Como en la primera etapa, ciclable completamente (si no recuerdo mal). En Livigno se puede encontrar de todo.

ETAPA 3: Livigno – St. Moritz (52 km, 1100 m)

Gran etapa. Paisajes magníficos y una dureza más acorde con el paisaje. Atención a la subida al Pass Chaschauna: rampas frecuentemente por encima del 20%. A mí me resultó imposible subir pedaleando. Tuve que empujar la bicicleta durante bastantes tramos.
El descenso tiene mucha pendiente (más del 30% en algún tramo), aunque se puede hacer montado (yo lo hice a pie). Después viene un tramo muy suave y agradable hasta St. Moritz, donde, de nuevo, encontraremos cualquier servicio que busquemos.
El valle de Engiadin es realmente bonito. En esta etapa se alcanza el punto más alto (casi 2700 m), pero no encontré nieve.
En el descenso de Chaschauna se rompió el transportín, un Old man mountain sherpa, pero con un apaño pude acabar la ruta.

ETAPA 4: St. Moritz – Bivio (44 km, 1400 m)

La etapa más dura, sin duda. No tanto por el desnivel sino por la ascensión a Septimerpass. La etapa es bastante sencilla hasta Casaccia.
El descenso del Paso de Maloja se hace por una carretera con mucho tráfico. Es desagradable. Poco después hay que tomar una senda a mano derecha. Yo me equivoqué y me salté 200 m.
Se pasa por encima de Casaccia por una senda bastante delicada. Muy estrecha y aérea. Y después se inicia la subida a Septimerpass, primero por pista a más del 12% y luego por senda. Lo difícil empieza ahí: yendo con alforjas, me costó 1h 30’ hacer la senda. Siempre empujando la bicicleta, por un terreno con mucha pendiente y con piedras grandes. Realmente duro. Aquí entendí por qué en Suiza no he visto a nadie que haga bicicleta de montaña con alforjas. Tuve que parar un par de veces a comer algo, pero aún así habría tardado más de una hora.
El descenso es muy sencillo y tiene unas vistas extraordinarias. Bivio es pequeño pero hay buenos hoteles y un supermercado.

ETAPA 5: Bivio – Thusis (59 km, 1100 m)

Etapa muy sencilla y con bastantes descensos rápidos. Algún tramo de senda técnico. Vistas bonitas y bastante tramo entre bosques.
La idea era juntar la etapa 5 con la 6 de la ruta oficial y llegar a Safien Platz. Se puede hacer sin ningún problema, pero cuando llegué a Thusis el termómetro marcaba 39ºC. Después venía una subida de 12 km al 9%, así que opté por parar.
Thusis me resultó bastante desagradable, quizá por ser domingo. Supermercados, farmacias… en fin, todos los servicios.

ETAPA 6: Thusis – Safien Platz (18 km, 1100 m)

Etapa sencilla por ser muy corta. La subida a Glaspass es algo aburrida. Casi siempre por asfalto. El descenso hasta Safien Platz tuve que hacerlo a pie. Ya estaba avisado, por lo que no me supuso ningún problema. Muchas raíces y piedras grandes. Siempre por senda.
La previsión anunciaba que llovería a partir de las 11:30, y así fue. Nada más llegar a Safien Platz empezó y no paró en dos días. A partir de aquí se acabaron prácticamente los días de sol y continuó lo que, para sorpresa incluso de los suizos, fue el peor julio registrado en varias regiones. Digo que continuó porque las dos semanas antes de llegar a Scuol había estado lloviendo de forma constante, e incluso nevando en zonas altas. Así pues tuve suerte en esa primera semana.
En cualquier caso pensé que era una lástima salir con lluvia y niebla (teniendo en cuenta los paisajes de la zona), además de ser peligroso ya que la etapa siguiente alcanzaba el segundo punto más alto de la ruta (2450 m). Estuve por tanto dos días parado en Safien Platz sin mucho que hacer. Por suerte el mal tiempo permitía que los hoteles estuviesen siempre con habitaciones libres. En otras circunstancias, según me comentaron en la hospedería, estaría todo reservado con más de un mes de antelación.

ETAPA 7: Safien Platz – Lumbrein (53 km, 1750 m)

Etapa dura. Aunque la previsión decía que haría más o menos sol, salí con niebla y llovizna (nada nuevo, que no se acierte con la meteorología). Poco a poco las nubes fueron levantándose y al final pude subir a Tomülpass sin niebla.
Hasta Turrahus se discurre por asfalto. El valle tiene grandes vistas, aunque las nubes quitaron algo de belleza.
A partir de ahí se inicia una dura subida, primero por camino estrecho y luego por un camino más estrecho todavía y en mal estado (muchas piedras). Hay que empujar la bicicleta, quizá durante unos 30’.
Descenso excelente, por la senda y las vistas. Una vez terminado el descenso la etapa coge asfalto en varias ocasiones y el perfil pasa a ser más rompepiernas. La verdad es que pierde interés y, además, a mí me cogió el sol (casi 40ºC otra vez). Alguna rampa dura queda todavía hasta Lumbrein, donde no encontraremos supermercados.
Varios errores de precisión del GPS. Me pasó también en otras etapas, tanto en valles cerrados como cuando había niebla (o esa impresión tuve).

ETAPA 8: Lumbrein – Disentis (51 km, 1500 m)

La subida inicial, al 9% y por asfalto (bastante aburrida), la tuve que hacer con lluvia. Una vez se llega a Alp Nova se coge un camino de tierra que durante un buen tramo nos lleva por un pastizal. Mucho barro en esta zona (y, por eso, tramos a pie) como consecuencia de las lluvias de los dos días anteriores y de la de este mismo día. La lluvia no paró hasta Trun. Y entonces salió el sol y el calor, otra vez.
El descenso desde Alp Nova es muy sencillo. Se pasa por alguna senda agradable. Luego hay algún tramo con bosque siempre tendiendo hacia arriba.
La etapa se me hizo dura, quizá por la lluvia y el barro.
Desde un punto de vista más material, el resultado fue que uno de mis GPS murió (creo que le entró barro por la pantalla). Por suerte llevaba otro de recambio. También murió una de las baterías de la Gopro. Igualmente el cambio de la bicicleta se me desajustó.

ETAPA 9: Disentis – Andermatt (47 km, 1750 m)

Gran etapa. Dura, con buen tiempo y con paisajes extraordinarios.
Se inicia por una senda con mucha pendiente. Después, asfalto bastante más sencillo y con grandes vistas.
Luego se coge un paseo paralelo al río hasta llegar a Tschamut, donde durante unos kilómetros hacemos la subida de Oberalppass. Entonces cogemos un camino a mano izquierda (la variante sencilla continúa por Oberalppass hasta Andermatt).
La subida es ciclable hasta el refugio de Maighels, aunque la pendiente en algunos tramos es fuerte.
A partir del refugio se toma una senda en algunos tramos ciclable. Si los paisajes antes eran buenos desde ahora hasta Andermatt no tienen parangón.
La senda se torna cada vez más complicada y termina por obligar a empujar la bicicleta en varias ocasiones. Tuve que cruzar andando dos neveros, y un tercero lo evité por ser demasiado arriesgado para ir con una bici con alforjas.
Después del esfuerzo de la subida a Pass Maighels se inicia un descenso inicialmente ciclable pero que pronto te hace bajarte de la bicicleta. Hay mucha piedra grande y, en mi caso, barro. Son unos 30’.
Terminada la senda se toma una pista que transcurre por un valle muy bonito. Hasta Andermatt.
En Andermatt puedes encontrar todos los servicios, incluido un taller en el que me ajustaron el cambio. Atención: se cobra 100 francos suizos por hora de servicio. A mí me cobraron 70 por cambiar camisas y cables y ajustar el cambio. Eso son casi 60 euros.
La previsión para el día siguiente era pésima (alertas de nivel 2 por lluvias), por lo que decidí quedarme un día en el pueblo.
Hay una pizzería en una rotonda en la que se come muy bien.

ETAPA 10: Andermatt – Meiringen (71 km, 1650 m)

Al despertarme veo que hay mucha niebla, más incluso que el día anterior. También está lloviendo. Me espero más de una hora y decido salir igualmente para ver si una vez hecho el descenso la niebla desaparece. Pero no, más tarde comprobaría que la niebla era incluso más densa que en Andermatt.
El inicio lo hago por donde marca la ruta, pero están en obras y tengo que deshacer el camino para acabar descendiendo por carretera. Al poco se coge un camino estrecho que evita la mayor parte de las curvas. Y ese camino pasa a ser una senda agradable. Eso sí, siempre con lluvia.
Al llegar a Göschenen veo que la niebla sigue sin levantarse. La lluvia, por suerte, ha parado. Me planteo volver a Andermatt. No me gusta la idea de subir a Sustenpass en esas condiciones. De todos modos veo a cuatro ciclistas que van a subir y me animo yo también. Después vuelvo a parar para comer, esta vez en Wassen, justo antes de la subida.
El ascenso es bastante sencillo. Hacía frío por la niebla y había algunos tramos con barro, pero en general es sencillo hasta el último tramo.
A partir de Guferplatten empieza un tramo con pasto y bastante pendiente que obliga a empujar durante 2,5 km hasta la cima. En este punto la niebla era más densa. No se veía a más de 30 o 50 m, no podría decirlo con seguridad. En esas circunstancias decidí deshacer 1 km y acabar la subida por carretera.
Después de un zigzag por pasto con bastante pendiente el tramo de carretera es muy sencillo. No obstante, el tráfico de motoristas y la niebla en algunas partes hicieron esa parte algo peligrosa.
Las vistas de la zona deben de ser espectaculares. Apenas me dejaron las nubes ver 10 minutos de alguna parte de la cordillera.
A partir de ahí el descenso lo hice por carretera (me salté dos sendas). Luego se toma una pista muy agradable, generalmente en descenso y con buenas vistas.
Una vez hecho el descenso de Sustenpass no había niebla e incluso en algún momento llegó a salir el sol. Eso sí, el descenso tuve que hacerlo con varias capas de ropa.
Justo antes de Meiringen hay una fuerte subida por asfalto. En la localidad se encuentran todos los servicios.

ETAPA 11: Meiringen – Grindelwald (33 km, 1400 m)

Día completamente despejado. Al menos hasta las 14, según anunciaba la previsión meteorológica (esta vez sí acertó).
La subida a Grosse Scheidegg es siempre por asfalto. Son 19 km al 7,5%. Muy asequible.
A partir del kilómetro 8 o 9 las vistas mejoran mucho. Si no, habría sido muy aburrido. Desde ese momento y hasta Grindelwald, en un día despejado, se disfruta de verdad. El paisaje del Klein Wellhorn, el Wellhorn, el Wetterhorn y el Eiger es francamente impresionante.
Descenso con bastante pendiente pero plácido. Y con grandes vistas, claro.
En Grindelwald hay casi todo lo que se busque. Por fin pude comprar una batería de recambio para la cámara.

Para mi gusto, lo mejor del recorrido de la Alpine bike acaba aquí. En adelante vienen etapas (excepto la última) con mucho asfalto y sin grandes vistas (aunque esto no lo podría asegurar porque casi siempre tuve niebla o nubes bajas; también hago una excepción en la etapa de Grindelwald a Interlaken, ya que las vistas del Eiger y el Jungfrau deberían haber sido magníficas).

ETAPA 12: Grindelwald – Interlaken (44 km, 1300 m)

Después de parar dos días por mal tiempo en Grindelwald (alerta nivel 2), la previsión meteorológica volvió a fallar: nada de sol el tercer día. Así que tuve que salir sin vistas a la zona del Eiger y con niebla. Una lástima. Además, la subida es por asfalto, lo que la hace realmente aburrida. No sé por qué no se ha escogido la pista que hay paralela.
En cualquier caso la subida es sencilla excepto los últimos 300 metros, en los que hay que empujar la bici.
El descenso desde Kleine Scheidegg hasta Lauterbrunnen es por pista y muy rápido, en primer lugar, y por una senda en zigzag con mucha pendiente una vez pasado Wengen. Todo ciclable.
Desde Lauterbrunnen hasta Interlaken el recorrido es bastante sencillo y agradable por un senda paralela al río. Además salió el sol.
Se podía ver cómo el río estaba desbordado y los servicios de emergencias atendían en varios puntos del recorrido.

ETAPA 13: Interlaken – Adelboden (68 km, 1900 m)

Etapa por asfalto. Bastante anodina. El día tuvo algo de sol al principio aunque la previsión anunciaba lluvias durante media hora a las 15.
En Frutigen paré a comer. Quedaban unos 17 km, de los que 6 eran al 13%. Inicié el ascenso a las 14:30. Una subida muy dura (en el 20% varios tramos). Y la previsión volvió a errar.
A las 15 empezó a llover, pero la lluvia no paró en más de 5 horas. Además, lo que debía ser una lluvia normal se convirtió en una tormenta que (según pude ver después) se clasificó como alerta de nivel 2.
La tormenta fuerte me cogió a falta de 1,5 km para coronar, en Elsigbach. Después de estar parado casi una hora y viendo que las nubes estaban justo en el monte al que debía subir, decidí continuar por asfalto. A partir de ahí llovió incluso más fuerte. Un desastre.
Adelboden es un pueblo con todos los servicios.

ETAPA 14: Adelboden – Zweisimmen (36 km, 700 m)

La etapa es casi siempre por asfalto. La subida inicial hasta Hahnenmoospass es muy sencilla, con buenas vistas al final (poco las disfruté porque estuvo lloviendo y con nubes justo hasta la cima). El descenso es muy sencillo y el tramo hasta Zweisimmen (otro pueblo grande), ya con sol, bastante aburrido.
Mi idea era juntar la etapa 14 con la 15, pero se anunciaban tormentas a partir de las 15. Escarmentado del día anterior, decidí parar.

ETAPA 15: Zweisimmen – Château-d’Oex (42 km, 1150 m)

Etapa casi toda por asfalto excepto el último tramo. Bastante insustancial. Y otra vez previsión de lluvia a partir de las 15.
Sin embargo varios kilómetros antes de Gstaad empezó a llover y no paró hasta el final de la etapa. Además fue una lluvia de cierta intensidad en algunos tramos y acompañada de niebla en otros.
Los tramos de tierra estaban embarrados. En Maïres se inicia una senda sin ningún riesgo si está seca, pero delicada con barro y con las piedras y las raíces mojadas. Una vez pasada se atraviesa (a pie) un tramo de mucho barro y luego se aborda una subida (a pie) con algo de barro y mucha pendiente. A partir de ahí el descenso hasta Château es sencillo pero con alguna senda en la que otra vez hay que llevar cuidado si está embarrada.
Château tiene todos los servicios.

ETAPA 16: Château – Aigle (70 km, 1750 m)

Por suerte el último día hizo buen tiempo. Además el recorrido se aleja del asfalto en su mayor parte, y hay bastantes sendas. El problema es que la cantidad de barro que quedaba después de las lluvias impedía hacerlas montado. Por tanto, muchos tramos a pie.
La etapa se inicia con una muy fuerte subida a Les Mossettes. Tramos en el 20%. Después, dejando a mano derecha el lago de l’Hongrin, se recorren pistas y sendas rompepiernas, con tramos de bastante pendiente y barro, hasta Leysin. Los paisajes por esta zona son excelentes.
En Leysin hay una indicación que confunde porque señala la continuación de la ruta por carretera, si bien luego deja de haber indicaciones. Quizá esta señal se haya puesto para evitar la senda que desciende hasta Aigle.
La senda se inicia una vez superado el cementerio viejo. Es muy estrecha y tiene mucha pendiente. Además, hay una caída muy pronunciada a uno de los lados.
Un panel en el inicio advierte del riesgo. En algunos tramos han puesto cadenas para agarrarse mientras desciendes; en otros pocos, vallas de madera. Pero, igualmente, hay tramos muy delicados con barro y agua que no tienen ninguna protección. Pasé un par de estos tramos y cuando llegué al tercero me dio la impresión de que era peor incluso que los que había pasado. Así que tuve que deshacer el camino y volver por carretera. Probablemente la senda se pueda hacer con bastantes menos riesgos si la bici no lleva alforjas, pero de todos modos con el terreno mojado el barro es bastante resbaladizo y las piedras y las raíces también. En seco no creo que haya mayor problema.

3 comentaris

  • Foto de PACWEISER

    PACWEISER 03/07/2017

    Gran aporte amigo, tengo intención de hacer esta ruta este año y seguramente seguiré tu ruta que esta super bien explicada y muy trabajada gracias
    algun consejo mas aparte de todo lo bien explicada que tienes toda la ruta??
    crees que vale la pena bajarse la aplicación que tienen en la página para mapas servicios y alojamiento?
    son 35 francos lo que vale y con la ruta bajada en wikiloc creo que ya me apaño
    gracias por el aporte y a seguir pedaleando

  • Foto de ericgone

    ericgone 04/07/2017

    Hola, Pacweiser.

    No sabría decirte si merece la pena la aplicación porque no la conozco. Sé que durante el recorrido hay varios alojamientos en sitios que, de haberlo sabido, me habrían permitido ajustar más las etapas (muchas son muy cortas y con poco desnivel). El viaje se puede acortar.

    De todos modos, imagino que buscando el alojamiento en google directamente, por municipios, será fácil de encontrar.

    Yo llevaría controlado dónde hay talleres (esto puedes verlo en mountainbikeland.ch) e iría preparado para lluvias fuertes.

    Un saludo.

  • Foto de PACWEISER

    PACWEISER 04/07/2017

    Muchas gracias compañero seguiré tus consejos, tengo muchas ganas de hacer esta ruta
    saludos

Si vols, pots o aquesta ruta.