Temps  un dia 22 minuts

Coordenades 5856

Data de pujada 27 / de gener / 2015

Data de realització de gener 2015

  • valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
-
-
2.787 m
1.089 m
0
33
67
133,7 km

Vista 2392 vegades, descarregada 13 vegades

a prop de Saucio, Departamento de Cundinamarca (Republic of Colombia)

Primera Etapa Travesia Cundinamarca-Boyacá-Casanare. Atravesando la Cordillera Oriental. Es de aclarar que el recorrido duró 12 horas 22 minutos. Fuertes subidas de 25km y 15km con terreno suelto y/o trabado en su mayor parte. El segundo ascenso fuerte nos tocó asumirlo ya de noche, separados y en solitario en su mayoría. El cielo despejado y totalmente estrellado nos brindó una vista emocionante. En ocasiones, al caer en cuenta de la soledad y con sólo monte en muchos kilómetros, la imaginación nos jugaba malas pasadas al escuchar ruidos extraños. Corazón a mil. Sirvieron los radios de comunicación y el providencial acompañante que en moto salió a nuestro encuentro desde Miraflores antes de anochecer. Descensos en camino difícil con piedra suelta y mucha curva. La etapa se tomó relativamente suave pero constante para conservar fuerzas en vista de la actividad en los días siguientes. Es necesario ajustar bien la presión de llantas ya que si es baja la pinchada es casi segura y si es alta, la vibración afecta los brazos y manos y aumenta riesgos de caída. En los tramos finales, poquísimas tienditas dispersas, pero muy amables, sirvieron de punto de hidratación, agrupamiento y descanso. La recepción en Miraflores, en casa del familiar de nuestro guía, fué emocionante y muy cálida. Sorprendentemente la noche muuuuy fría, empapados de lluvia y sudor, luego de disfrutar una deliciosa comida y refrescantes bebidas, nos encontramos con la sorpresa que la camioneta acompañante y el sitio de descanso estaban a unos 13Km. Para condimentar el momento, nos enteramos que la persona responsable de contratar las cabañas no lo había hecho oportunamente. Así que tuvimos que reponernos mentalmente, montar hasta el sitio, casi sin luces, en terreno muy destapado y solitario. Alcanzamos una moto que iba muy despacio por la dificultad del terreno y tácitamente nos ayudamos. Nosotros adelante "pulseando" el camino y la moto ayudando con luz. Sin habernos presentado, al separar nuestros caminos nos despedimos agradeciéndonos mutuamente. Al llegar tuvimos que acomodarnos con lo que encontramos en una habitación de servicio, algunos acompañantes durmieron en los vehículos, otros en camping y un compañero y yo en un seudo-colchón bajo un alero de la casa, arropándonos parcialmente con ese hermoso cielo estrellado. Por lo menos yo, dormí profundo. La aventura se estaba viviendo.

3 comentaris

Si vols, pots o aquesta ruta.