Bigorre
524 27 4
  • Foto de Pleta de Saga - Queixans - Puigmal - Palau de Cerdanya - Pleta de Saga
  • Foto de Pleta de Saga - Queixans - Puigmal - Palau de Cerdanya - Pleta de Saga
  • Foto de Pleta de Saga - Queixans - Puigmal - Palau de Cerdanya - Pleta de Saga
  • Foto de Pleta de Saga - Queixans - Puigmal - Palau de Cerdanya - Pleta de Saga
  • Foto de Pleta de Saga - Queixans - Puigmal - Palau de Cerdanya - Pleta de Saga
  • Foto de Pleta de Saga - Queixans - Puigmal - Palau de Cerdanya - Pleta de Saga

Temps  8 hores 55 minuts

Coordenades 6429

Data de pujada 10 / de setembre / 2014

Data de realització de setembre 2014

-
-
2.917 m
1.131 m
0
19
38
76,01 km

Vista 1111 vegades, descarregada 14 vegades

a prop de Saga, Catalunya (España)

Distancia: 76 km.
Denivel acumulado: 2.010 m.
Altura Máxima: 2.911 m (Puigmal).
Ciclabilidad: 95 % (La cúspide del Puigmal, algun tramo de pista en mal estado y y el prado antes de la Coma Morera)

DESCRIPCIÓN

Etapa larga y dura que catalogaría como una de las tres más duras que he realizado. Motivos? La distancia, el desnivel, y sobretodo por la dura ascensión a pie de unos 700 m de distancia y 300 m de desnivel a la cúspide final del Puigmal.

Partimos de Pleta de Saga hacia Queixans atravesando la plana ceretana. La pista es llana y encharcada por las lluvias del día anterior. Un pequeño ciervo o algo similar cruza delante nuestro atravesando un prado a toda velocidad. Imposible hacerle una foto...Qué agilidad tenía. En Queixans se toma la pista en muy buen estado que te lleva con un desnivel constante hasta los alrededores del Pla de les Forques. Allí, en un cruce previo en el que hay una balsa, cambiamos de pista. Ésta es la que nos llevará hasta el Coll de Marcel. Este tramo coincide con el GR11. La pista es también muy bueno. A partir de cierta altura nos cruzamos con algún rebaño de vacas o caballos que ibncluso llegan a obstaculizar la pista...Desde Queixans hasta el Coll de Marcel habremos pasado de los 1.150 a los 2010 m. Ya queda solo la mitad.
A partir del Coll de Marcel toca atravesa el prado que nos llevará hasta Coma Morera. Apenas se intuye el sendero y la hierba provoca que las ruedas giren más pesadamente. Decidimos hacer andando este tramo (aunque perfectamente se puede seguir realizando en bici).
En Coma Morera cogemos la pista que nos llevará directos al Puigmal. Desde este punto ya se divisa nuestro objetivo que aparece aún muy muy lejos (11 km). El terreno aquí ya esta despoblado de árboles. Al contrario de lo que yo pensaba, la pista que se coge aquí se puede ciclar sin demasiada dificultad. Es una pista ancha y pedregosa, pero una pendiente moderada permite realizarla en bicicleta. Obviamente hay tramos más pedregosos o empinados en los que decides poner pie al suelo y caminar un rato. De esta forma descansas también un poco del pedaleo constante. Incluso hay algun tramo corto de bajada que no agradecemos, puesto que a la vuelta tocará remontarlos.
Tras unos kilómetros se alcance el Pas dels Lladres y poco después la cota más alta de las pistas de esquí de Puigmal. En este punto, ya se divisa la cúspide del Puigmal e incluso la cruz y personas en lo alto. El paisaje merece el esfuerzo. El cansancio empieza a ser considerable, pero si somos sinceros, llegar hasta aquí no ha sido demasiado complicado. Gracias a la larga distancia y una pendiente constante y moderada la etapa ha sido hasta ahora muy bien llevada.
Tras cruzar las pistas de esquí, el camino continua ciclable hasta prácticamente la base de la cúspide del Puigmal. Hay algún tramo en el que ya tienes que coger la bicicleta para sortear un peñon pedregoso, pero el camino sigue siendo bueno. A partir de la cota 2.600, la ciclabilidad prácticamente desaparece. A partir de aquí el terreno es muy pedregoso y el sendero es estrecho. Tras alcanzar un pequeño llano que queda a mano derecha y que debio ser un antiguo lago, llegamos al punto de más esfuerzo de la etapa. Nos encontramos en la base de la cuspide y quedan 700 m de distancia y 300 más de desnivel para alcanzar la cumbre. No queda otra que seguir y tirar de la bici. El sendero se ve zigzagueante subir la ladera. La mayor parte de la subida la pudimos hacer estirando la bici desde el suelo, con alternancia entre pasos cortos y control del freno para evitar que la bici cayera hacia atrás. Las paradas constantes cada pocos metros son imprescindibles y el ánimo mutuo entre los participantes también. Es muy duro. A nosotros nos acompañó el tiempo (principios de septiembre) pero la etapa no es prácticable con malas condiciones, es decir, niebla, lluvia o nieve. Finalmente tras una hora más o menos alcanzamos la cima. Por fin!

El descenso de la cuspide no es complicado, y se hace comodamente. Solo debemos tener cuidado con los tropezones o torceduras fáciles de producir por el cansancio acumulado. En Coma Morera descendemos unos kilómetros por la carretera principal. Después se coge un desvio también asfaltado a mano izquierda y finalmente se coge una pista que nos llevará hasta Palau de Cerdanya. El descenso por las pistas es interminable y provoca cansancio en manos, brazos y gemelos. La pista es pedregosa en algunos tramos, lo que no te permite coger velocidades demasiado altas.

De Palau de Cerdanya regresamos a Pleta de Saga y fin de etapa.

A DESTACAR EN EL CAMINO

- Subida larga y constante.
- Último tramo de ascenso a la cumbre andando.
- Paisajes espectaculares.
- Descenso interminable.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.