Temps en moviment  3 hores 43 minuts

Temps  5 hores 3 minuts

Coordenades 6083

Data de pujada 17 / d’agost / 2018

Data de realització d’agost 2018

-
-
203 m
106 m
0
10
20
40,74 km

Vista 150 vegades, descarregada 2 vegades

a prop de Mata, Catalunya (España)

Mata - Banyoles Girona, anada i tornada..
Salida de Banyoles a las nueve de la mañana, a pesar de que las predicciones nos hablan de lluvia, tempestuosa, muy probable a partir del medio dia... nos arriesgamos e iniciamos el itinerario previsto que nos tiene que llevar a Girona, para posteriormente y por el mismo camino... o casi volver a Banyoles.
Solo de salir nos encontramos con un antiguo vagón del tren de vía estrecha de durante unos años, a primeros del siglo veinte estuvo activo, con el nombre del tren pinxu de Banyoles... que tiene incluso una canción dedicada.
Seguimos un corto tramo por carretera y nos desviamos a la izquierda por una vía que nos dirige a Residencial Borgoña, una urbanización de casas muy bonitas y cuidadas.
Alternando vias asfaltadas de poco transito y caminos de tierra, alcanzamos la población de Cornella de Terri, donde vemos una hermosa iglesia, en la plaza del mismo nombre así como unos metros mas adelante una ermita dedicada a Sant Antoni, del siglo XII de singular belleza.
Seguimos nuestro intinerário que parece dirigirse a Palol de Revardit, cun unos tramos boscosos , muy frescos que nos ayudan a despojarnos del calor de las ultimas pendientes.
De ahi a Sarria de Ter.. casi todo en bajada nos permite acceder a un camino y carril bici al lado del rio ter, de gran belleza y frescor.
Este carril nos lleva por la Devesa hasta Girona , junto al puente de la entrada Norte.. donde visto como se esta complicando el dia, con negros nubarrones ya en el cielo, hace que decidamos tomar el camino de vuelta para evitar remojarnos.
En principio, la vuelta debería ser por la misma se da utilizada pero vamos realizando pequeñas modificaciones para intentar aligerar y llegar los antes posible a Banyoles.
Cerca de Canet d Adri, tenemos que protegernos de la lluvia que nos ha pillado y que es abundante y fría. Afortunadamente podemos protegernos durante un rato en un portal de una industria , donde aprovechamos para comer un poco mientras arrecia la tempestat.
Al cabo de media hora, habiendo disminuido la intensidad de la tempestad, decidimos arrancar de nuevo y pese a que no llueve tanto y que nos hemos puesto un chubasquero, no podemos evitar que la vuelta hasta Banyoles, con todo el camino encharcado y la constante llovizna.. nos deje hechos unos zorros.
A pesar de todo el viaje discurre sin incidencias extraordinarias, con la anécdota del remojón y poco mas.
Bonita y variada ruta, de moderada dureza , que vale la pena conocer.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.