Temps  4 hores 35 minuts

Coordenades 5807

Data de pujada 19 / de febrer / 2019

Data de realització de febrer 2019

-
-
438 m
34 m
0
18
36
72,13 km

Vista 46 vegades, descarregada 1 vegades

a prop de Castelldefels, Catalunya (España)

Recorrido desde el castillo de Castelldfefels por carretera hasta Begas, Olesa de Bonesvalles, carretera que une con Casses Muntaner a través de la urbanización Can Pruna, carretera nacional que une con Vallirana, desvío hacia la izquierda zona industrial en dirección a la masia de las Fonts de Vallirana, hacia depósito de agua, un kilometro antes de llegar (se acaba carretera) hay un desvío hacia el Polvorín, Coves Bagunyà y la residencia canina. Se recomienda llevar algún tipo de linterna pues el tamaño y la oscuridad del polvorín lo aconsejan.
El polvorín (Vallirana)
El torrente de Campderrós, también llamado Fondo del Valle de Arús, se encuentra al sur de Vallirana. Para él transcurre el sendero de pequeño recorrido PR C-163. Las guías excursionistas que describen el itinerario coinciden en señalar la existencia de un gran agujero al lado del camino que se adentra en la montaña por galerías de proporciones tanto descomunales que permitirían la circulación de camiones.
Se trata del Polvorín. Una cavidad artificial de gran tamaño.
Parece ser que, originariamente, se trataba de una explotación de yeso. Al menos, eso se dice, aunque los afloramientos de yeso de los alrededores no parecen justificar una explotación de esta magnitud. Pero la utilización más curiosa del agujero tiene que ver con la que lo ha dado nombre: el Polvorín.
Efectivamente, durante la Guerra Civil, el ejército de la República lo utilizó para almacenar todo tipo de bombas y municiones. A buen seguro que agrandar el agujero inicial, hasta el punto de hacerlo transitable por los camiones que entrarían a cargar o descargar estos materiales explosivos. Junto a la boca aún quedan los restos de una pequeña construcción que estaría destinada a albergar la guarnición que protegía la entrada.
El hecho de convertir una mina en polvorín no es extraño pues se ha repetido en otros lugares. Por ejemplo, las minas de Can Palomeras también tuvo ese uso a pesar de la presencia del mar y es que resulta difícil encontrar un lugar mejor que una mina para proteger la munición frente la aviación y los cañones del enemigo.
El Polvorí pertenecía al bando que debería perder la guerra. Durante enero de 1939 las tropas de la República se replegaban frente el rápido avance de las topas Nacionales. No se podía permitir que el polvorín cayera en sus manos. Parece ser que todos los manuales militares coinciden en que, en estos casos, se procederá a explosionar todo el polvorín.
Y este Polvorí no fue una excepción. Si bien no se sabe la fecha exacta en que se explosionó, parece claro que sería alrededor del día 20 de enero de 1939, cuando se acercaban los Nacionales y la retirada era la única alternativa para los Republicanos. El día 24, las tropas Nacionales llegaban al Llobregat. Dos días después entraban en Barcelona sin disparar un tiro ante la huida republicana.
Sea como sea, se sabe que, una vez incendiado, las detonaciones que se iban produciendo en el interior del Polvorí se prolongaron durante algunos días. El ruido y el humo que salía por la boca debía dar pánico.
Finalizada la guerra, el Polvorín fue objeto de la rapiña de los que se adentraban para recoger los restos de chatarra con el fin de venderla y sobrevivir en aquellos tiempos de hambre y miseria. Parece ser que la Guardia Civil se dio cuenta y lo prohibió.
Las paredes y el techo de la cavidad parecen aún conservar huellas de tanto convulsos acontecimientos. Hay lugares donde las paredes y techos son de color blanco por haberse encalado. Esta práctica es habitual en minas o cuevas utilizadas para el cultivo del champiñón. Si bien no tenemos datos concretos de que el Polvorí haya tenido este uso, el encalado de paredes y techos provoca sospechas sobre ese tema.
Como curiosidad, parece ser que alguien se adentró en coche para abandonarlo y incendiarlo. Nos han informado de que ya lo han retirado, pero, hasta hace poco, se podía observar los restos de un R-5 desguazado y quemado.
Hace poco, Félix Alabart ha hecho un reportaje fotográfico del Polvorín.
La dirección es:
Reportaje fotografico

Datos obtenidos desde espeleobloc.blogspot.com
Pasamos por delante de la fachada rodeando las murallas hasta llegar a la pasarela 'Pliegues', descenso entre el jardín que nos lleve a la ciudad. Castillo de Feles o "Castrum Felix" Sobre restos ibéricos y romanos, este castillo de origen medieval, concretamente el año 967, cuando en el cartulario de Sant Cugat se menciona el Kastrum Felix con una donación de Ermengarda a Santa María (la iglesia que había donde se construyó el castillo). Algunos historiadores creen que la palabra Felix proviene del nombre de una persona ligada al castillo si bien no se ha encontrado ningún documento que lo testimonie. Otros consideran que Félix proviene del concepto latino - felix = fértil - dado que los romanos utilizaban esta palabra para describir campos o lugares fértiles. Documentos del año 972 hacen referencia al Castrum Feles como situado en el término del Castrum Erapruniano, Si bien el dominio correspondía al [monasterio de Sant Cugat a través de la iglesia de Santa María antes mencionada (983). En el año 1024 el castillo era denominado Chastello de Fels se formó inicialmente con las defensas de la iglesia de Santa María. Posteriormente se transformó en una casa-cuadra de la Baronía de Eramprunyà. Llegó, tras dos importantes modificaciones en los siglos XVI y XVIII, a inicios del siglo XIX convertido en una austera fortificación, que tenía una torre exenta del siglo XVIII de forma troncocónica en uno de sus lados. En 1897 sufre una fuerte intervención (estaba medio derruido), que le proporciona la mayor parte del aspecto actual. Atalaya Torre defensiva del siglo XIV, de forma cilíndrica, situada en el NO del Castillo, en una colina. Su situación como torre de vigilancia se entiende por la superación de los posibles ángulos ciegos de la visión desde el Castillo. Los muros son de mampostería antiguo y sólo queda una parte de la torre original. Durante la guerra civil de 1936-1939 la antigua iglesia románica se utilizó como prisión. La torre de vigilancia, 'Torre Guaita' fue restaurada en 1979 por la Caja de Ahorros de Barcelona
Residencia canina
Funciona y se puede sacar agua, aunque no se puede garantizar la potabilidad de la misma

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.