-
-
983 m
504 m
0
13
27
53,19 km

Vista 10 vegades, descarregada 0 vegades

a prop de Realejo-San Matías, Andalucía (España)

http://patasinquietas.blogspot.com/

Partimos del Monasterio de las Comendadoras de Santiago, callejeando en busca de la Catedral, atravesamos el casco histórico y siguiendo las pintadas de la flechas amarillas, hasta una rotonda, girando para seguir por los linderos de los campos de cultivo en dirección y atravesar Maracena.
Seguidamente enlazamos con el Camino del Barranquillo y alcanzamos Atarfe, población no precisa hacer su entrada, pero lo hicimos por un despiste, dando la vuelta en una rotonda, tomamos la salida, para sobrepasar Atarfe.
Coincidimos en tramos con la Ruta del Califato, circular que une Granada con Córdoba, por la carretera GR-3416 en pocos minutos alcanzamos Pinos Puente, población de trece mil habitantes, que viven de la agricultura y ganadería.
Entramos por el puente visigodo del siglo XI, reconstruido en periodo del Califato y que los vecinos del lugar nombran Puente de la Virgen. donde se ubica la Virgen de las Angustias, Patrona de la ciudad. Durante el siglo XIV, hizo las veces de aduana y control de personas de la ruta califal, durante el siglo XVII se construyó sobre torre defensiva destruida a cañonazos, por las tropas castellanas, capilla con espadaña y lucernario. Tres arcos asimétricos en herradura, por donde discurre el río Cubillas.
Siguiendo la calle Real, aparece el Palacio de los Duques de Abrantes del siglo XVII. arco de medio punto y por encima motivos heráldicos. Se dice pasó la noche Cristobal Colón a la llamada de la Reina Isabel la Católica, para entrevistarse al día siguiente en la próxima localidad de Santa Fé. Esta información y alguna otra nos la facilitó el kiosquero de la plaza que nos regaló unos caramelos, con ganas de conversación con forasteros.
La Iglesia de la Consolación del siglo XVII, planta rectangular de tres naves, torre de tres cuerpos con reloj, campanario y espadaña. El Ayuntamiento donde sellamos, el edificio tradicional, pues existe otro Ayuntamiento nuevo para atención al público, así como edificios cedidos para gestión de actividades sociales.
Dejamos atrás la calle Real y nos encaminamos a la carretera GR-3408 hacia Olivares, que dejamos antes de entrar, para tomar desvío por la izquierda hacia Tiena, pedanía de Moclín, nuestro próximo objetivo.
Los primeros quince kilómetros fueron de terreno favorable, los doce siguientes, la carretera va picando para arriba y los últimos seis hay que superar un desnivel de mas de cuatrocientos metros. Tras echar pie a tierra para para echar fotos, beber y recuperar el resuello en un área de descanso, con estupendas vistas, arriba me espera Rafa, para entrar a visitar el precioso pueblo de Moclín.
Moclín con tres mil setecientos habitantes, fue históricamente importante, pues fue durante siglo y medio paso fronterizo entre los reinos castellano y nazarí, guardando los restos de su pasado artístico.
Hay que continuar en subida, con la vista todo lo alto, el Castillo amurallado del siglo XIV, con la Torre del Homenaje y la Alcazaba en buen estado de conservación. Por debajo se encuentra el Santuario de la Virgen de la Encarnación, mandada a construir por los Reyes Católicos en el siglo XVI y alberga el lienzo del Cristo del Paño.
El Pósito de Pan de finales del siglo XV, lugar de almacenamiento del cereal para prevenir la hambruna y como pago acordado por las "siete villas" para abastecer a Granada. Estupendas vistas de Sierra Nevada al fondo, la Vega granadina, ya a media altura, el Ayuntamiento, parada obligada para sellar.
Salimos de la localidad por carretera local, en pronunciada bajada y hay que estar atento a escasos metros de la curva tomar bifurcación por la izquierda, cosa que yo no hice, dejándome llevar por el disfrute de la velocidad por encima de los sesenta kilómetros, negociando las curvas hasta parar para esperar a mi compañero, ante la subida que lleva a Puerto Lope. Suena el teléfono repetidas veces y me dice Rafa de mi error y que me espera en el desvío, ya se sabe a falta de cabeza hay que tener pies, en este caso pedales, que hay que dar con energía para compensar el disfrute anterior.
Juntos ya llegamos por camino de tierra, en tan solo un centenar de metros a la Fuente del Malalmuerzo, lugar de encuentro entre Moclín y Tózar. Alrededor de una placeta, con un pilar de cuatro caños, un antiguo lavadero (hace alguna década se techó de madera y pilares de ladrillo) y un abrevadero, instalaciones construidas para cumplir el tratado de las "siete villas", junto a las eras, pósitos, estos lugares abastecían de agua a personas y animales de carga, en lugares próximos de laboreo.
El nombre tiene origen histórico, pues en Abril de 1424, pese a haberse firmado un tratado de tregua tres años antes, seguían las incursiones a un lado y otro de la frontera. Tras la señal de rebato, siguiendo las indicaciones desde los puntos de observación, la movilización musulmana hacia la conquista de Alcalá la Real, Pedro Fernández de Córdoba marchó con una veintena de hombres a caballo a su encuentro, en ayunas y para tomar bocado, hicieron parada en el lugar y fueron sorprendidos y muertos por los nazaríes de Moclín. Nosotros hicimos lo propio, tomar una barrita en el lugar.
Apenas un kilómetro seguido nos acercamos a ver la Cueva del Malalmuerzo, que estaba cerrada con puerta de reja y donde aparecieron restos cerámicos y pinturas esquemáticas rupestres del Neolítico.
Por la derecha se encuentra la ribera del río Frailes, continuamos por precioso recorrido, dejando atrás casas y ruinas hasta tomar una carretera loca. Tomamos a la izquierda el Cordel de la Gallina y tras un duro ascenso, ya de bajada nos tropezamos con la carretera nacional y a la altura de la Cooperativa aceitera de San Antonio, entrando en la provincia de Jaén, por la izquierda tomamos dirección a la aldea de Cequia.l
Le sigue Ermita Nueva, perteneciente al municipio de Alcalá la Real, que comprende tres núcleos, Cequia, el Ventorrillo y Las Pilillas, lugar este, que por cansancio, calor y horario, nos quedamos a comer en el Bar Moyano, calidad, precio y buen trato a base de estupendas tapas, quedándonos a dormir en una Casa Rural.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.