-
-
584 m
375 m
0
13
27
53,75 km

Vista 9 vegades, descarregada 0 vegades

a prop de Alcaracejos, Andalucía (España)

http://patasinquietas.blogspot.com/

Desayunamos y ya dispuestas las bicis, comenzamos una nueva jornada, el día se presenta fresco y algo nebuloso. Tomamos carretera con dirección a Córdoba y a la altura de unas naves, giramos a la derecha, donde aparece una cruz de piedra, para tomar de frente, camino floreado de amapolas, con dirección a Villanueva del Duque.

En pocos minutos recorremos los cuatro kilómetros que separan de este pueblo, de mil quinientos habitantes. Entramos viendo al paso, la Iglesia medieval de San Mateo del siglo XVI, planta de cruz latina de una sola nave con ábside y portada plateresca. Retablo de madera con la imagen del Santo, la Virgen y San Juan. Torre con cuatro campanas.

El Ayuntamiento en la Plaza del Verdinal. Monumentos al peregrino y la actividad minera de plomo, la mina de El Soldado, con una plantilla de casi dos mil trabajadores, durante el primer tercio del siglo XX.

Dejando el camino principal, tomamos por la izquierda otro menos señalado que vadea el arroyo del Lanchar. Vemos en la lejanía Fuente la Lancha, vamos por agradable camino cercado con granjas y caseríos, en alrededor de tres kilómetros alcanzamos el pueblo situado entre Villanueva e Hinojosa del Duque, dentro del Valle de los Pedroches, conformado con dehesas de encinar. Con trescientos cincuenta habitantes, es el pueblo andaluz menos poblado, su nombre proviene del arroyo Lanchar.

Iglesia de Santa Catalina del siglo XVI, construcción con arcos transversales, sin crucero ni ábside, techado a dos aguas, torre cuadrada de ladrillo, portada de piedra con arco de medio punto.

Abandonamos el pueblo por la Calle Nueva, dejando atrás cruz de piedra y siguiendo camino cercado, para continuar entre sembrados y pastizales, entre encinares y ganados.
Casi una hora después, llaneando relajadamente, alcanzamos un área de descanso, donde hay una concentración vecinal organizando una próxima romería y donde se encuentra la Ermita Virgen de Guía.

Salimos a la carretera y en apenas tres kilómetros entramos en Hinojosa del Duque, con pasado minero ya de tiempos de los romanos, con siete mil habitantes. Pueblo con encanto que ha sabido conservar el sabor tradicional de casas, plazas y calles.

La Catedral de la Sierra, templo de gran porte del siglo XVI, le corresponde el nombre de Parroquia de San Juan Bautista, declarado Monumento Histórico Nacional en 1981, de varios estilos, portada plateresca, naves góticas y artesanado mudéjar, en las paredes pinturas del titular del templo.

En la Plaza de la Catedral, a la izquierda, la Ermita de Santa Ana, del siglo XIII, primera iglesia de la villa, declarada Monumento Artístico y B.I.C. A la derecha, la Ermita de la Virgen del Castillo, del siglo XV, destaca la belleza de su ábside y en su portada se muestran los escudos de los señores del condado: Sotomayor, Zúñiga y Fernández de Córdoba.

Ermita de San Sebastián, del siglo XIV, restaurada el siglo pasado siguiendo los cánones originales, nave única con contrafuertes, cubierta de madera a dos aguas, portada de granito con arco ojival, campanario y espadaña.

Convento franciscano de Madres Concepcionistas del siglo XVII, contrafuertes en la fachada con dos portadas, en las mas artística, con columnas y friso sobre el que aparece los escudos de las dos familias fundadoras.
Tras un refrigerio, salimos a la Plaza del Duque de Béjar y callejeando hasta el Matadero Municipal, tomamos una carretera y seguidamente camino de tierra, donde cedemos paso al pastor con su rebaño. Tras dejar atrás una explotación ganadera, atravesamos el arroyo de las Viñas.

Atravesamos el río Zújar, afluente del Guadiana que hace límite entre Córdoba y Badajoz, donde charlamos un rato con unos pescadores. Siguiendo este bonito recorrido, nos tropezamos con una cruz blanca.

Poco después entroncamos con la carretera, donde el cartel anunciador, nos señala que dejamos la andaluza Córdoba para entrar en la extremeña Badajoz. Avistamos en el horizonte la población pacense de Monterrubio de la Serena, donde nos dirigimos en busca de hospedaje, tras una cómoda etapa.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.