jjorti

Temps en moviment  2 hores 42 minuts

Temps  3 hores 29 minuts

Coordenades 3987

Data de pujada 26 / de desembre / 2018

Data de realització de desembre 2018

-
-
261 m
30 m
0
6,8
14
27,14 km

Vista 102 vegades, descarregada 0 vegades

a prop de Picassent, Valencia (España)

Pese a ser una ruta corta es exigente a nivel físico y muy exigente a nivel técnico, tanto que es preferible en muchos tramos, sobre todo en el descenso, echar pie a tierra y bajar con nuestra compañera de la mano (más vale tragarse el amor propio que una de las hermosas piedras que el trasiego ha ido levantando y las lluvias han acabado de mostrar).
Pero toda esa dificultad y riesgo se ve compensada con un gran paisaje y con un conjunto de panorámicas, en cuanto dejamos el canal, que posiblemente hagan de este recorrido el más espectacular del término, hasta el extremo de que posiblemente esta ruta se disfrute más y mejor haciéndola a pie.
Y por si faltaba algo está el contenido cultural, tanto para los entusiastas de las Ciencias Naturales como de la Historia: yacimientos de fósiles en el barranco de La Falaguera, pinturas rupestres en los abrigos del mismo barranco y protegidas con rejas desde 1999 y los restos de un asentamiento (¿ibérico?) en la Lloma dels Castellets.
En el tiempo previsto se contempla dejar la bicicleta al final de la bajada al Barranc de L'Home Mort y "asomarse" para ver el de la Falaguera. Pero si desde ese balcón queremos pasar al abrigo localizado a nuestra derecha y bajar al baranco para accder a los yacimientos de fósiles y a los abrigos, habrá que añadir de dos a tres horas más. Sinceramente aconsejo dejar esta actividad "extra" para hacerlo otro día, sin prisas y en el que se lleve un calzado más adecuado.
Ruïnes arqueològiques

'El Castellet'

En el tercio superior de la Lloma dels Castellets se identifica perfectamente el cercado de piedra que conformara un amuramiento defensivo.
Ruïnes arqueològiques

'Barranc de l'Home Mort'

Es incierto el origen de tan sugestivo nombre, no pudiéndose afirmar si se debe a un hecho, a una leyenda o a un hallazgo. Lo que se puede intuir a la vista de los amontonamientos de piedras que en otros tiempos configurarían otros trazados, es la sospecha de encontrarnos en medio de un posible y antiquísimo asentamiento humano.
Waypoint

'Barranc de la Falaguera'

Se trata de un tortuos barranco adornado con una exuberante vegetación, en cuyas laderas proliferan esas hosquedades denominadas “abrigos naturales”. Cuando en el Mesozoico el nivel de las aguas marinas desciende considerablemente, millones de especies marinas se vieron atrapadas fuera de su hábitat acuático dando lugar a los fósiles. Esta seria una manera sencilla de intentar explicar el origen de esa gran cantidad de conchas hechas piedra (fosilizadas) con gran variedad en formas y tamaños. Desde la cima de la ladera por la que nos hemos asomado tenemos cinco cavidades a nuestro alcance: tres enfrente y dos a nuestra derecha. En las tres primeras, de mayor tamaño, son curiosas las formaciones calizas del techo configurando una especie de inmenso panal. En la más pequeña que tenemos a nuestra derecha es impresionante la cantidad de restos fósiles que se pueden observar. Son centenares de huellas fosilizadas dejadas en techo y paredes por conchas de tamaño medio (como vieiras de peregrino). Al cabo de un tiempo la concha se desprendió y quedó su huella en forma de una delgada película fosilizada que si cometemos la imprudencia de intentar despegar, se nos romperá en las manos. Mejor no tocarlas para que se pueda seguir disfrutando del curioso hecho. Por lo que se refiere al asentamiento humano en las laderas del barranco durante el Neolítico, lo demuestran las pinturas rupestres protegidas con rejas desde 1999. Y es que este barranco al entusiasta en estos temas tiene que recordarle a las fuerza, aunque sus dimensiones son mucho más pequeñas, a la famosa Valltorta.
panoràmica

Panoramicas desde el final del Camí dels Escopalls.

Vale la pena subir un día en el que el viento de Poniente deslace toda la bruma y la neblina hacia el mar.
panoràmica

“Los Altos de Valencia” y “El Puntal de Besori”.

Inmensa la tranquilidad que se respira en estos paraje. Vale la pena detenerse cuantas veces sean y dejar que la vista corra por el horizonte.
panoràmica

El “Puntal de Besori” y “El Pico del Ave”.

El Besori, también conocido como “El Alto de Tello”, con con sus 360 m de altitud, luce la torre de vigilancia forestal recientemente instalada. Al fondo, el Pico del Ave, orgulloso de sus 952 m, ejerce de hermano mayor desde la Sierra que lleva su mismo nombre en Dos Aguas.

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.