Descarrega

Distància

25,04 km

Desnivell positiu

445 m

Dificultat tècnica

Fàcil

Desnivell negatiu

396 m

Altitud màxima

306 m

Trailrank

43 5

Altitud mínima

113 m

Tipus de ruta

Només anada

Temps en moviment

una hora 34 minuts

Temps

2 hores 56 minuts

Coordenades

3245

Data de pujada

13 de febrer de 2020

Data de realització

de febrer 2020
  • Valoració

     
  • informació

     
  • Fàcil de seguir

     
  • Entorn

     
Sigues el primer a aplaudir
1 comentari
 
Comparteix
-
-
306 m
113 m
25,04 km

Vista 213 vegades, descarregada 0 vegades

a prop de Olaerreaga, País Vasco (España)

La tarde del pasado 6 de febrero, como todo el mundo recordará, se desplomó el vertedero de residuos de Zaldibar, sepultando a dos trabajadores y colapsando la autopista AP-8, sin alcanzar afortunadamente a ningún vehículo.
Por los medios de comunicación, en días sucesivos, fuimos conociendo el cúmulo de irregularidades y despropósitos en la gestión y control de ese vertedero de residuos no peligrosos, desconocida su existencia incluso por los habitantes de Zaldibar, Ermua y Eibar.
El desprendimiento del vertedero de Zaldibar nos recordó aquella avalancha de basura que en 1996 arrasó el puerto y poblado coruñés de O Portiño, sepultando a una persona que desapareció para siempre.
Entonces nos pareció que lo del vertedero de A Coruña era algo muy lejano y que aquí nunca podría ocurrir.
En el vertedero gallego hubo un corrimiento de unas 200.000 toneladas de basura urbana cuando en el de Zaldibar, al parecer, los desplazados fueron un millón de toneladas de residuos inertes mezclados con residuos peligrosos de todo tipo: amianto, plásticos, fangos, asimilables a urbanos, PCBs (aceites de transformadores, muy tóxicos y peligrosos)...
El vertedero de Zaldibar fue monotema entre nosotros durante varias semanas así como portada de los periódicos nacionales y apertura de los telediarios, hasta que llegó el coronavirus chino de Wuhan, que también parecía muy lejano e improbable que viajase hasta aquí.
Por entonces, un buen amigo de Zaldibar, residente ahora en Donostia, me decía que había nacido en el pueblo más famoso del mundo después de Wuhan.
La pandemia del coronavirus covid-19 ha desplazado totalmente al polémico vertedero de Zaldibar y está ocupando todos los periódicos y televisiones nacionales, pero el problema sigue ahí, con dos trabajadores desaparecidos y con una muy mala solución, tanto en lo que se refiere al propio vertedero como a la futura gestión de los residuos industriales que las empresas de Euskadi siguen generando.
Unos días después del trágico evento, la viceconsejera de Medio Ambiente hizo unas declaraciones en las que manifestaba que la calidad del aire en el entorno del vertedero de Zaldibar era aceptable, sin indicar siquiera qué es lo que se medía y dónde exactamente.
Esa ausencia de datos es lo que me animó a realizar en solitario una incursión exploratoria mañanera con mi bici eléctrica y el medidor de partículas PM2.5 (inferiores a las 2.5 micras) por los alrededores del vertedero (hasta donde pude y me dejaron) y en las poblaciones de Eibar, Ermua y Zaldibar.
Esa mañana aún no se conocían los resultados de las muestras enviadas para su análisis al CSIC, que arrojaron elevadas concentraciones de dioxinas y furanos.
Señalar como lo más interesante de la visita que:
- Era un día con unas condiciones excepcionales de la calidad del aire en Donostia, Zarautz, Zumaia, Deba y Elgoibar (hasta 8 veces inferior en PM2.5 a las recomendaciones de la OMS).
- Al llegar a la estación de San Lorenzo de Ermua, las concentraciones de PM2.5 superaban la directriz de la OMS, con un ligerísimo olor a chamusquina. Este barrio ermuatarra es el más afectado por los humos del vertedero, por su proximidad y estar ubicado justo debajo del mismo, a excepción de algunos caseríos de Zaldibar diseminados por los alrededores del vertedero.
- En el núcleo urbano de Ermua y Eibar las concentraciones de PM2.5 eran del orden de lo recomendado por la OMS o algo inferior, pero 5 veces superior al encontrado en Elgoibar, núcleo de Zaldibar y la carretera que va de Ermua a Markina.
- Era una mañana sin apenas viento, que hacía que el penacho de humos del incendio del vertedero no se desplazara hacia las poblaciones de Eibar, Ermua y Zaldibar. Esto lo pude comprobar después desde el alto de Areitio (se aportan imágenes), camino al núcleo urbano de Zaldibar.
- Algunas personas de Eibar y Ermua me comentaban que el aire de esa mañana era bueno, pues a diferencia de días anteriores, no olía ni sentían picor en ojos y garganta.
Por el contrario, en el núcleo urbano de Zaldibar, pasado el alto de Areitio y ya más alejado del vertedero, el aire era tan limpio como el de esa mañana en Donostia, Zarautz, Zumaia, Deba y Elgoibar. Varios vecinos en el bar junto a la carretera me dijeron que los días previos no habían percibido malos olores.
-En resumen, que a pesar de las buenas condiciones meteorológicas generales y de que el viento no dispersara los humos del vertedero hacia el fondo de la cuenca del Bajo Deba, los niveles de PM2.5 encontrados en Eibar y Ermua, eran significativamente superiores a los encontrados en Elgoibar, núcleo de Zaldibar y carretera de Ermua a Markina.
De lo que se desprende que, de acuerdo con mi experiencia en otros eventos de hogueras de San Juan, fuegos artificiales, incendios forestales...el hecho de que la gente percibiera persistente olor a quemado y picor en ojos y garganta, se deba presumiblemente, a que su nivel de exposición a los humos ha podido ser del orden de varios cientos de microgramos/m3 de PM2.5, frente al límite diario de 25 recomendado por la OMS.
Como consecuencia de la visita, esa misma tarde preparé una nota que envié al DV, que lo publicó en “Cartas al director”.
Aún reconociendo que la nota podría haber resultado algo larga, con los recortes realizados la carta publicada perdió el sentido que tenía.
A continuación la nota publicada por el DV:
HUMOS TÓXICOS
El derrumbe en Zaldibar sepultó desgraciadamente a dos trabajadores y provocó varios incendios con abundantes emanaciones de humos.
La viceconsejería de Medio Ambiente comentó que estaba realizando mediciones de la calidad del aire en el entorno con resultados satisfactorios, pero sin indicar qué estaba midiendo, dónde, ni sus valores concretos.
Ante esa insólita ausencia de información, nos acercamos a Eibar, Ermua y Zaldibar a medir en tiempo real con monitores portátiles la concentración de partículas PM2.5 (inferiores a las 2.5 micras) y muy dañinas para la salud.
Era una mañana de excepcional calidad del aire en Donostia, Zarautz, Zumaia, Deba y Elgoibar. Pero al llegar a Eibar y Ermua ya se percibía un ligero olor a chamusquina con niveles de PM2.5 superiores a los recomendados por la OMS. Por el contrario, en el núcleo urbano de Zaldibar, más alejado del vertedero, el aire era limpio.
Posteriormente, la viceconsejería de Salud informó de que se habían encontrado altísimas concentraciones de dioxinas y furanos.
La pregunta es qué otras sustancias tóxicas se han producido desde que se inició la combustión de esa mezcla de residuos peligrosos.
Fdo: CARLOS PÉREZ OLOZAGA. DONOSTIA
-Por otro lado, ahora la nota original que luego publiqué en mi facebook:
HUMOS TÓXICOS DEL INCENDIO DEL VERTEDERO DE ZALDIBAR.
El derrumbe del vertedero de residuos de Zaldibar del pasado 6 de febrero sepultó desgraciadamente a dos trabajadores y provocó varios incendios con abundantes emanaciones de humos por sus alrededores.
La viceconsejería de Medio Ambiente comentó que estaba realizando mediciones de la calidad del aire en el entorno del referido vertedero con resultados satisfactorios, pero sin indicar qué estaba midiendo, dónde, ni sus valores concretos.
La comarca del Bajo Deba, a diferencia del resto de comarcas de Gipuzkoa, no dispone de estaciones de control de la contaminación atmosférica en las que sus ciudadanos puedan consultar en la página web de la viceconsejería de Medio Ambiente la calidad del aire que respiran.
Ante esa insólita ausencia de información básica a la población, nos hemos acercado (la bici y yo) a las poblaciones de Eibar, Ermua y Zaldibar, a medir en tiempo real con monitores portátiles la concentración de partículas PM2.5 (inferiores a las 2.5 micras) y muy dañinas para la salud.
En una mañana de excepcional calidad del aire en Donostia, Zarautz, Zumaia, Deba y Elgoibar, al llegar a Eibar y Ermua ya se percibía un ligero olor a chamusquina con niveles de PM2.5 superiores a los recomendados por la OMS.
Y eso que por las óptimas condiciones meteorológicas de esa mañana, el penacho de humos del incendio del vertedero no se dirigía hacia las referidas poblaciones.
Algunos ciudadanos de Eibar y Ermua comentaban que esa mañana el aire era bueno pero que los días anteriores el olor era insoportable y con picor en ojos y garganta.
Por el contrario, en el núcleo urbano de Zaldibar, más alejado del vertedero, el aire era limpio y los ciudadanos no habían percibido malos olores.
Posteriormente, la viceconsejería de Salud informó de que se habían encontrado altísimas concentraciones de dioxinas y furanos, dando unas recomendaciones preventivas a la población.
La pregunta que la ciudadanía se hace es qué otras sustancias tóxicas se han producido y encontrado desde que se inició la combustión de esa compleja y desconocida mezcla de residuos inertes y peligrosos?
-POSTERIORMENTE contactó conmigo un periodista de “El Confidencial”, para hacer un reportaje sobre el vertedero de Zaldibar. Le respondí a una serie de cuestiones sobre el vertedero, y le remití la misma nota que había enviado al DV.
-reportaje en “el confidencial” del vertedero de residuos de Zaldibar
-La SEXTA que lleva semanas intentando montar un programa de investigación sobre el vertedero de Zaldibar, está teniendo serios problemas para encontrar gente de Euskadi que quiera colaborar, incluidos periodistas, aunque parece que finalmente lo emitirá, siempre pendiente de la prioridad que hoy ocupa la pandemia del coronavirus.
-OTRAS NOTAS publicadas en mi facebook sobre el vertedero de Zaldibar.
-9 FEBRERO:
-Parece todo un tanto surrealista. Ahora sale la viceconsejera de Medio Ambiente diciendo que estaba a punto de abrir un expediente sancionador a la empresa propietaria del vertedero, cuando este se había abierto en 2011 y había pasado solo tres inspecciones por sus técnicos en 2011, 2014 y verano de 2019.
-En la última se habían detectado graves deficiencias con urgencia para solventarlas.
Además había una sentencia anterior, de 2015, que ya advertía que el vertedero recibía vertidos ilegales, entre los que se encontraban los PCBs (aceites de transformadores...) materiales muy tóxicos que requieren tratamiento y no un simple depósito en vertedero, y que posiblemente estarían mezclados con otros residuos inertes y peligrosos.
-Sin necesidad de estudios técnicos exhaustivos, en esas condiciones no era nada improbable que semejante masa descomunal de residuos se pudiera desplazar ladera abajo, por mucho dique de contención que tuviera, si además el vertedero estaba ubicado más bien en la parte alta de la ladera.
INCREÍBLE pero cierto!!!
-12 FEBRERO:
Es un comentario que hago tras ver la entrevista realizada a Julen Rekondo, experto asesor medioambiental, en el programa “En Jake” de ETB.
-Julen, unas breves puntualizaciones complementarias a la entrevista que me ha gustado al referirse siempre solo a aspectos técnicos, todo lo contrario a lo que está haciendo Medio Ambiente del Gobierno Vasco, que hasta ahora no ha dicho nada concreto, incluida la entrevista de más de media hora realizada esta mañana al portavoz del Gobierno Vasco.
- un vertedero de residuos nunca debe ir ubicado en la parte alta de una ladera.
- lo que se desplazó fue la masa de residuos, no el terreno.
- la Viceconsejería ha realizado sólo tres inspecciones en más de 10 años de vida del vertedero, la última en el verano del 2019, tras una sentencia anterior que decía que se estaban depositando residuos peligrosos no contemplados entre los autorizados por la licencia.
-No aclara las irregularidades detectadas en la última inspección ni el tiempo que el propietario tenía para corregirlas.
-Curiosamente, no detectaron problemas de inestabilidad de la masa de residuos.
- El hecho de que se iniciara el fuego se debe a emanaciones importantes del gas metano (por fermentación anaeróbica de mucha materia orgánica) pero lo que ahora se están quemando son materiales que se depositaron junto a los inertes: fangos, plásticos...y PCBs (aceites de transformadores...), muy tóxicos y que deben ir a planta de tratamiento y no a depósito en un vertedero de inertes.
- Ahora se están produciendo emanaciones de centenares de gases y productos muy tóxicos, que desgraciadamente no todos se pueden medir con los equipos y técnicas existentes en el mercado.
- La calidad del aire de los contaminantes que se puedan medir, debería ser tanto en los núcleos urbanos del entorno, como sobre el propio vertedero cuando se reanuden los trabajos de estabilización y de búsqueda de los dos trabajadores desaparecidos.
- Y los trabajadores deberían ir equipados con los correspondientes equipos de protección individual (además de los del amianto) cuando realicen esas labores (cosa harta compleja con tantos y variados tóxicos que llevan las emanaciones de humos).
-17 FEBRERO:
-Otra cosa nueva y preocupante es esa cantera cercana a la que parece que van a trasladar una parte importante de esos residuos, que desde que se mezclaron los peligrosos con los inertes, son ya todos peligrosos.
Se me ocurren varias preguntas técnicas para los geólogos:
- la cantera es de roca caliza? como la mayoría de las que tenemos en Euskadi.
- en ese caso no es el lugar de depósito más adecuado, al tratarse de estructuras permeables, ni siquiera para depósitos temporales.
- y en qué condiciones? En celdas de seguridad? de qué tipo? para cuánto tiempo? garantías?
- se ha valorado su coste económico?
NOTA:
Mi inseparable e-bike me está permitiendo, además de disfrutar pedaleando con moderación por esos bellos parajes naturales de Euskadi, investigar con el medidor portátil AirBeam2 la calidad del aire por partículas PM2.5 en tiempo real que respiramos habitualmente por los bidegorris de la ciudad y Gipuzkoa...y en situaciones anticiclónicas (cada vez más frecuentes y duraderas), incendios forestales de Portugal y Galicia...y otras catástrofes ambientales, como la que hoy nos ocupa.
Punt d'interès

Estación de San Lorenzo en Ermua.

Punt d'interès

Iglesia de Santiago Apóstol en Ermua.

Punt d'interès

Derrumbe de la lengua de residuos que colapsó la autopista, con los dos caseríos y alguna empresa justo al otro lado.

Punt d'interès

Humos del vertedero desde un altillo enfrente de la autopista.

Punt d'interès

Carretera de acceso al vertedero, controlada por dos coches de la Ertzaintza, bajo la autopista.

Punt d'interès

Plaza Unzaga en Eibar

Punt d'interès

Penacho de humos del vertedero desde el alto de Areitio.

Punt d'interès

Zaldibar, el bar con terraza junto a la carretera y otras imágenes del pueblo.

1 comentari

Si vols, pots o aquesta ruta.