Temps en moviment  una hora 39 minuts

Temps  3 hores 7 minuts

Coordenades 2544

Data de pujada 5 / de maig / 2019

Data de realització de maig 2019

-
-
157 m
48 m
0
10
20
40,85 km

Vista 23 vegades, descarregada 0 vegades

a prop de Vila Real de Santo António, Faro (Portugal)

Segundo objetivo del tercer tranco (tras Vila Real de Santo Antonio) del viaje de primavera de Oarso Arte Kultur Elkartea.
Desde el siglo VIII hasta el XIII, Tavira fue árabe. Paio Peres Correia, con los Caballeros de Santiago, reconquista Tavira en 1240
Caminamos por la orilla del rio Gilão, y vemos cangrejos. Llegamos a la Plaza de la República, y hasta el Puente romano, reconstruido en el siglo XIII, tras 1655 y tras 1889.
Cruzamos a la otra orilla, y seguimos viendo cangrejos.
Porta da Vila o de Don Manuel I el “venturoso”, con su escudo de armas, que atravesamos tras ver la Plaza de la Republica.

Iglesia de la Misericordia. Renacentista (el mejor ejemplo de edificio renacentista del Algarve) terminada en 1551. Fue un proyecto del maestro André Pilarte que trabajó en el Convento de los Jerónimos. La portada está decorada con esculturas, escudos de Portugal y de Tavira, y dos altorrelieves que representan a San Pedro y San Pablo. En el centro, la Virgen, con perspectiva jerárquica, herencia medieval (Virgen mayor que los acompañantes). Grutescos.
No podemos ver el interior, que consta de tres naves con capiteles decorados en estilo renacentista con gárgolas. En el presbiterio, hay un retablo barroco con espectaculares imágenes doradas de Nuestra Señora de la Visitación y Santa Isabel de siglo XVIII. Son de la misma época los 18 paneles de azulejos figurativos azules y blancos que cubren las paredes, debidamente subtitulados, que representan las obras de Misericordia y los pasos de Jesucristo. En la sacristía hay una estatua de la Crucifixión, posiblemente del siglo XVI. Anexo hay un pequeño claustro.
Pasamos junto al Palacio da Galeria, del siglo XVI, con reformas barrocas en el s. XVIII, con portada y ventanas en buena cantería; desde 2001, Museo Municipal.

Santa Maria do Castelo (del Castillo), edificio gótico del siglo XIII, probablemente mandado construir en el solar donde se localizaba la antigua mezquita por el conquistador de la ciudad, Paio Peres Correia, maestro de la Orden de Santiago, que está sepultado en la capilla mayor junto a siete caballeros cristianos fallecidos en 1242.
Erigida originalmente en estilo gótico, sufrió importantes daños como consecuencia del terremoto de 1755, y fue mandada reconstruir por el obispo de Faro, Francisco Gomes de Avelar, proyecto que encargó al italiano Francisco Xavier Fabri. En la fachada, sobresalen los elementos conservados de estilo gótico: el portal, decorado con capiteles de ornamentación vegetal, el vano en ojiva y un pequeño rosetón. La torre del reloj también pertenece a la construcción primitiva, aunque contenga elementos decorativos añadidos posteriormente. En las paredes exteriores, se ven las estaciones de la Via Sacra, labradas en piedra.
En el interior, destacan varios trabajos artísticos. De estética gótica son también los arcos y la bóveda de la capilla del “Senhor dos Passos”, que ya es manuelina, del siglo XVI, y se añadió a la iglesia medieval. En la pared lateral derecha, una ventana de piedra. Los azulejos policromados en azul y amarillo son “seiscentistas”. A los lados de Cristo, la Virgen de la Soledad, y San Juan.
La escultura de la Virgen María es venerada en la capilla mayor como la Senhora do Castelo.
En la Capilla del Santísimo, datada en 1748, se pueden admirar las paredes revestidas con paneles de azulejos que retratan la Última Cena y la escena del Lavatorio.
En la Capilla de las Almas, un retablo de talla dorada presenta un altorrelieve central de iconografía religiosa, datado en el siglo XVII, con una escultura de San Miguel, del s. XVIII, delante. También en la sacristía hay paneles de azulejos del XVIII, decorados con cestos de frutas y jarras de flores, junto al aguamanil del 1645. En el tesoro sacro, compuesto por piezas de orfebrería y textiles, merece referencia una preciosa estantería de misal procedente de Japón y datada en los siglos XVI a XVII, así como la custodia barroca del siglo XVIII.

Castelo y jardines. Fortaleza del siglo XI, tomada por las huestes de Paio Peres Correia en 1240, motivo por el cual el rey Sancho II de Portugal (1223-1248) le donó la villa y todo su contenido. En 1292, el rey Dinis de Portugal (1279-1325) mandó hacer reparaciones y reforzar las defensas del castillo, así como la construcción de la torre principal o torre de homenaje. En la época de los descubrimientos, Tavira creció en importancia, la cual se mantuvo hasta la Guerra de la Restauración, cuando el castillo fue modernizado por orden de João IV (1640-1656). En 1755, el terremoto de Lisboa provocó serios daños en la fortaleza de los que nunca se ha recuperado. Desde sus torres hay bonitas vistas del conjunto urbano. Y jardines con buganvillas muy vistosas.
Al bajar, pasamos junto al solar de la casa de los Corte-Real, del s. XV, donde se han hallado restos de la muralla fenicia el s. VIII a.C., de un altar turdetano (s IV a.C.) y restos de viviendas islámicas del siglo XII. Será el Museo Fenicio y turdetano (Tartessos).
Las fotos, de Pedro y mías

Comentaris

    Si vols, pots o aquesta ruta.